Informe Relevamiento de Proyectos presentados en las Cámara de Diputados y Senadores de la Nación año 2009

Por Constanza Guglielmi

Ciudad de Buenos Aires, Diciembre de 2009

En las actuales circunstancias, la proliferación de hechos delictivos luctuosos parece evidenciar un recrudecimiento de la situación de inseguridad de los argentinos. Más allá de las dificultades en la recolección y procesamiento de datos sobre el particular- muchas veces debida a la desconfianza en las autoridades públicas- la información disponible permite entrever que hay un aumento considerable en el accionar delictivo.

Por cierto, la situación de inseguridad requiere una política de comunicación que diga la verdad de lo que acontece. Inexplicablemente, el gobierno nacional no difundió estadísticas sobre la delincuencia en 2008 y 2009, lo nos lleva a acudir a investigaciones realizadas por centros privados. Como se trata de una cuestión particularmente sensible, entendemos que los informes de institutos privados deben ser realizados por instituciones que posean trayectoria y excelencia.
En este aspecto, el Laboratorio de Investigaciones sobre Crimen, Instituciones y Políticas de la Universidad Torcuato Di Tella afirma que el Índice de Victimización aumentó casi un 20% en octubre de 2009 respecto del mismo mes de 2008 en 40 centros urbanos. Este índice mide todo tipo de delitos denunciados y no denunciados ante las autoridades y se extrae de una encuesta realizada a la población.
También este año 2009 fue dramático en cuanto a la cantidad de policías caídos. Así lo demuestra un informe de la consultora Nueva Mayoría que da cuenta que con 21 muertes de policías bonaerenses y federales en cumplimiento del deber, el 2009 es el año con mayor cantidad de personal de las fuerzas de seguridad caído en los últimos cinco años.
El estudio arroja que la evaluación de policías caídos en la última década demuestra una división entre los primeros 4 años (2000-2003) , siendo el promedio de 72 efectivos fallecidos por año, respecto a los restantes 6 años de la década (2004-2009), cuyo promedio es de 18.
Los primeros cinco años comenzaron con una constante tendencia ascendente, llegando al punto más alto en el 2002 con 90. En el 2003 la cantidad descendió un 30% respecto al año anterior, y un 71% en el 2004, hasta alcanzar el punto más bajo de este primer período. La segunda parte comenzó con la cantidad más baja de la década (14 en el 2005) y continuó sin demasiadas variaciones hasta alcanzar el punto más alto en el 2009.
En lo que va del año se registraron 16 muertes de policías bonaerenses en actividad, la cifra más alta de los últimos 60 meses. Durante el 2009 murieron 24 policías en total: 16 bonaerenses, 5 federales y 3 provinciales, siendo junio el mes de mayor cantidad (5).
Por otro lado, el Centro de Experimentación de Seguridad Vial (creado por las principales compañías de seguros) afirma que el robo de autos creció en todo el país un 19,5% entre enero y agosto de 2009, respecto del mismo período del año anterior.
Por otra parte, en una conferencia de prensa realizada en los últimos días el Ministro de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Ricardo Casal, admitió que en territorio provincial se registró un incremento de los episodios delictivos, más concretamente en la modalidad de robo a mano armada.
Teniendo en cuenta que el reclamo popular de una mejor seguridad es relevado desde hace años como prioridad principal en todas las encuestas de opinión pública, entendemos que las declaraciones de los funcionarios públicos y las promesas de campaña no se reflejan en el trabajo parlamentario realizado.
Desde hace años -en alguna medida a partir de la prédica de asociaciones como la nuestra- se habla de la necesidad de una “política integral de seguridad”, pero esta idea no está plasmada en ningún proyecto de ley ni en una revisión completa de las partes estructurales del sistema de seguridad en el que se producen las fallas principales.
Ante esta situación de crisis e incertidumbre en materia de seguridad pública apreciamos la importancia del relevamiento de las iniciativas parlamentarias presentadas durante el presente año parlamentario comenzado el 1 de Marzo de 2009. Dicho relevamiento nos permite cotejar el desacople entre la realidad y los discursos, ya que lo que en las campañas electorales aparece como consigna se transforma en un ítem secundario en el trabajo legislativo.
En la Cámara de Diputados se presentaron un total de cinco mil novecientos sesenta y cuatro (leído hasta el Tramite Parlamentario 171 inclusive) proyectos de LEY en total (Ver anexo 1). En la Cámara de Senadores se presentaron un total de tres mil trescientos quince proyectos de LEY (la información fue obtenida a través de la lectura de los proyectos presentados por mesa de entradas de la Cámara Alta). (Ver Anexo 2)
En materia de seguridad, los proyectos de LEY presentados en la Cámara de Diputados son cincuenta y cinco (55), constituyendo aproximadamente un 1% del total de proyectos. La abrumadora mayoría de los proyectos no tiene despacho de comisión, lo que significa su virtual paralización, y diez de ellos son pedidos de REPRODUCCION, esto significa que habían sido presentados en el periodo 2007, pero como no fueron tratados, los Diputados para mantener el estado parlamentario de los mismos debían presentarlos nuevamente. En la Cámara de Senadores los proyectos de LEY presentados en materia de seguridad son treinta dos (32), casi igual porcentaje que en la Cámara baja.
Desde el punto de vista conceptual, se manifiesta un alto grado de dispersión y segmentación en el enfoque de la política de la seguridad. La ausencia de una concepción integral y un enfoque sistémico se traduce en el análisis comparativo de los proyectos presentados.
En la Cámara de Senadores, promovidos por la Senadora Duhalde se organizaron Jornadas que se desarrollaron a lo largo de seis meses para abordar la problemática DE LA SEGURIDAD EN FORMA INTEGRAL. El resultado de las mismas se traducirá en un proyecto de ley para ser tratado el próximo año.
EN SINTESIS
Es importante el seguimiento ciudadano a los poderes del estado para que estos cambien las prioridades de su agenda.
Este relevamiento demuestra el divorcio de la agenda pública con la principal preocupación de los argentinos.
En los discursos sobre la seguridad ciudadana todos coinciden que la solución debe ser integral, pero en el relevamiento efectuado por nosotros no existen proyectos de ley que planteen este principio de solución.
Cada vez que hubo una escalada pública del tema de la seguridad, por algún hecho que cobró resonancia mediática, se presentaron proyectos que modifican al Código Penal, pero no hay proyectos referidos a las fuerzas de seguridad, a la infraestructura penitenciaria, a la eficiencia del poder judicial o a tantos otros temas que están directamente relacionados con la seguridad.
Anuncios

Maria Pia Guglielmi

Edad: 39
Sexo: Femenino
Tipo de caso: Asesinato
Fecha del caso: 05/6/2006
Lugar del caso: PALERMO, Capital Federal

Comentarios:
Pía estaba trabajando y decidió como en más de una oportunidad ir al banco para realizar un depósito, la acompañaba alguien de su confianza, que en más de una oportunidad había hecho este trámite de depósitos. Pía tenia un bebé que en ese momento tenía 4 meses y que afortunadamente decidió dejar en su lugar de trabajo y pensaba pasar a buscar a su vuelta del banco. Los delincuentes intentaron interceptar el vehículo, pero cuando quisieron que ella parara, no lo hizo, por el contrario aceleró. Fue en ese momento que le dispararon, mi hermana trató de conducir unos metros más y sus últimas palabras fueron “me dieron”. Quienes vieron el hecho dicen que fueron dos los vehículos que intervinieron.

Pablo Martín Rodriguez

Edad: 34 años
Sexo: Masculino
Tipo de caso: Secuestro
Fecha del caso: 14/9/2010
Lugar del caso: WILDE, Gran Buenos Aires

Comentarios:
Según fuentes periodísticas
Diario “El Día” de La Plata

El hombre de 34 años que anteanoche fue abordado por dos delincuentes armados, cuando estaba a punto de ingresar a un bar de diagonal 74 y 58, apareció sano y salvo en la localidad de Wilde. La pesadilla duró unas tres horas, lapso en el cual, según denunció la propia víctima en la comisaría quinta de nuestra ciudad, le robaron los 18.000 pesos, que pensaba utilizar para comprar varias cajas de champagne en ese local. Al parecer, según calificados voceros de la investigación, los ladrones aparecieron en el preciso instante en que se estaba por concretar una operación pactada a través de un conocido portal de internet, entre el damnificado, Pablo Martín Rodríguez, que es de capital federal, y los dueños del resto-bar “Cien Locos”. Como adelantó este diario en su edición de ayer, el episodio generó gran repercusión, porque la captura se habría producido ante la vista de varios clientes y, de un amigo que acompañaba a Rodríguez, el que incluso salió detrás de los captores en una camioneta, aunque, como no es de La Plata, se perdió y a las pocas cuadras no pudo seguirles el rastro. Después de dar “mil vueltas”, el hombre de 34 años fue abandonado, sano y salvo, en Wilde, en proximidades de la Autopista La Plata-Buenos Aires. Fuentes policiales aclararon sobre el hecho que no se trató de un secuestro, ya que los delincuentes en ningún momento realizaron llamadas extorsivas y aclararon que “fue un robo a mano armada”. Según los voceros, todo comenzó pasada la medianoche cuando Rodríguez llegó al bar “Cien Locos” acompañado de un amigo de nombre Federico, de 29 años, a bordo de una camioneta tipo Partner. El hombre contó luego a la Policía que había concurrido al lugar para comprar unas 50 cajas de champagne, para lo cual llevaba 18 mil pesos, relataron los informantes. Al parecer, cuando estaba a punto de ingresar al resto-bar, Rodríguez fue sorprendido por dos delincuentes armados, que lo obligaron a subir a un Volskwagen Gol color rojo, con vidrios polarizados, ante la mirada sorprendida de su amigo y varios comensales. Al ver que se lo llevaban cautivo, se subió a la camioneta y comenzó a perseguir algunas cuadras a los delincuentes, que huían en el VW Gol, pero luego los perdió de vista, según contó luego a los investigadores. El joven llamó al teléfono 911 y se montó un fuerte operativo de seguridad en busca del coche sospechoso. En esas circunstancias, el alerta cesó cuando, recién cerca de las 03.00, se conoció la noticia de que Rodríguez había aparecido. Precisamente, una vez que recuperó su libertad, Rodríguez supuestamente abordó un remise y, se dirigió otra vez a nuestra ciudad, donde radicó la denuncia. Trascendió que los pesquisas buscaban en las cámaras de seguridad de la autopista Buenos Aires-La Plata alguna señal del Gol rojo y de sus ocupantes. En el caso, tomó conocimiento la UFI Nº 9 de Autores Ignorados, a cargo del doctor Fernando Cartasegna.

María Hybel

Edad: 43
Sexo: Femenino
Tipo de caso: Robo
Fecha del caso: 14/9/2010
Lugar del caso: SAN ISIDRO, Gran Buenos Aires

Comentarios:
Según fuentes periodísticas
Diario “El Día”, La Plata

La mujer que el martes pasado fue baleada por dos “motochorros” en la puerta de un corralón de materiales de la localidad bonaerense de Las Lomas de San Isidro fue víctima de una salidera, ya que venía de cambiar 850 euros en una casa de cambio, informaron ayer fuentes de la investigación. La víctima, María Hybel (43), continuaba ayer internada, pero fuera de peligro por los balazos que recibió en la pierna y su marido fue el que le confirmó a los investigadores que 15 minutos antes del ataque, su mujer había ido a una casa de cambio de la zona. Los voceros explicaron que allí Hybel cambió a pesos unos 850 euros, para comprar en el corralón una serie de materiales para una casa en construcción que está en plena obra. De esta manera, el fiscal de San Isidro a cargo de la investigación, Patricio Ferrari, confirmó que los “motochorros” le robaron a la víctima esos 850 euros convertidos a pesos y no “sólo 200 ó 300 pesos”, como había informado a la prensa la Policía. La sospecha del fiscal Ferrari es que Hybel fue “marcada” en la casa de cambio y de allí fue seguida hasta el corralón de materiales por los “motochorros”. El hecho ocurrió a las 13.30 cuando Hybel, una ama de casa domiciliada en Boulogne, llegó al corralón ubicado en la esquina de las calles Wilde y Fondo de la Legua, en la Las Lomas, partido de San Isidro. Ni bien descendió de su automóvil y se dirigió al comercio -que en ese momento estaba cerrado-, fue abordada en la calle por los dos ladrones que llegaron en moto. “Dame la cartera”, le dijo uno de los delincuentes, pero la mujer se resistió al robo y forcejeó con el ladrón. El asaltante extrajo una pistola calibre 9 milímetros y le disparó a la piernas, dejándola herida. Los “motochorros” escaparon con la cartera y el dinero que ahora se sabe había cambiado en una financiera, mientras que la víctima fue asistida por los empleados del corralón, que la trasladaron a una clínica de la zona.

Proyecto de Ley elaborado por Mejor Seguridad, declarando la emergencia en materia de seguridad

El proyecto transcripto a continuación fue presentado en la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados.
PROYECTO DE LEY
Artículo 1º- Declara la emergencia en materia de seguridad pública y penitenciaria, por el plazo de 24 (veinticuatro) meses, a contar desde la sanción de la presente ley, según lo dispuesto en el artículo 75 de la Constitución Nacional.
Artículo 2º- En ése marco, delega en el Poder Ejecutivo las facultades para proceder a:
Crear la Autoridad Nacional en Seguridad Pública que diseñará, implementará y controlará un Plan Integral de Seguridad Pública y Penitenciaria.
Definir metas específicas y concretas en el corto (3-6 meses), mediano
(9 a 15 meses) y largo plazo (16 a 24 meses), que reduzcan sensiblemente la violencia contra las personas y los bienes
Proceder a una urgente actualización estadística e informativa del mapa del delito y de la situación penitenciaria
Determinar estándares de calidad en materia de equipamiento policial, infraestructura carcelaria, celeridad en los plazos procesales y relación entre delito cometido, denunciado y esclarecido
Impulsar las reformas legales en materia penal a los efectos de agilizar los procedimientos y procesos, aumentar sustancialmente las penas para los delitos aberrantes e instaurar la función reeducativa y ejemplificadora del ordenamiento jurídico, actualmente sobrepasado
Establecer los mecanismos institucionales, de infraestructura y equipamiento para combatir el delito en todas sus formas.
Elaborar el Proyecto de Ley de creación de Juzgados específicamente dedicados al combate contra el narcotráfico.
Elaborar el Proyecto de Ley de creación de Juzgados específicamente dedicados al combate de la trata de blancas, el secuestro, la prostitución forzosa de personas y el tráfico ilegal de órganos
Aumentar sustancialmente la cantidad de programas y becas educativas orientadas hacia la educación primaria, secundaria y universitaria de los presos.
Crear y coordinar programas específicos de apoyo económico, vivienda, contención social y elevación educativa de las familias de los presos.
Construir un sistema de comunicación pública permanentemente actualizado que mediante página web informe a la ciudadanía sobre la cantidad de delitos denunciados, los operativos policiales realizados, las detenciones practicadas en las modalidades de sospecha de delitos contra las personas y los bienes.
Art. 3º- Invita a las provincias y ciudad autónoma de Buenos Aires a adherir a la presente ley.
Art. 4º- El Poder Ejecutivo Nacional difundirá la presente ley por los medios masivos de comunicación.
Art.5º- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Fundamentos
La seguridad es la condición básica de la vida civilizada. No hay democracia si el soberano se encuentra asolado por la delincuencia.
Salvo los delincuentes y sus cómplices, nadie puede oponerse en su sano juicio a una política integral que enfrente eficazmente a la delincuencia y restituya la paz y la convivencia civilizada.
La verdadera democracia es aquélla en la que los ciudadanos ejercen plenamente el derecho a la vida y la libertad, que hoy se encuentra en retroceso, afectando el estrato más profundo de nuestra identidad cultural: el que está sellado en el Preámbulo, en las Declaraciones, Derechos y Garantías de nuestra Constitución Nacional.
La crisis de la “seguridad pública” aparece en los estudios de opinión como el problema principal de la sociedad argentina. Por otra parte, tanto las fuentes estadísticas confeccionadas por los organismos oficiales y las fuerzas de seguridad, confirman el incremento sostenido de la cantidad de hechos delictivos contra la vida y la propiedad de las personas.
El régimen federal de gobierno de la Republica Argentina debe servir como marco de elaboración, conducción, ejecución y control de una política integral de seguridad pública, que coadyuve a la preservación del orden de convivencia y devuelva la tranquilidad a la sociedad argentina. En éste sentido, la falta de acción de conjunto en los niveles federal y provinciales requiere ser transformada en un sistema progresivamente coordinado.
El proyecto de ley tiene, pues, como objetivo principal, el de instaurar una política eficaz de combate y prevención del delito, con mecanismos de control y estándares verificables, a los efectos de instaurar la tranquilidad pública, preservar la integridad física y el derecho a la propiedad de las personas.
Por otra parte, el Proyecto entiende que el cambio en la percepción pública de la inseguridad sólo se hará efectivo si se ponen en práctica una serie de medidas y decisiones desde el máximo nivel de responsabilidad política.
La creación de la Autoridad Nacional en Seguridad Pública dependiente de la Presidencia de la Nación asume las misiones que emanan de la situación de emergencia por el plazo de dos años, con las tareas asignadas en la presente Ley.
Como tal, debe ser visualizada por a la sociedad como la instancia pública personalizada en materia de comunicación, comunicación y control de la política de seguridad pública.
Asimismo, el fuerte énfasis en la recolección y difusión de los datos empíricos de la lucha cotidiana contra el delito procura generar una verdadera toma de conciencia en la sociedad argentina y, particularmente, en el sistema político, a los efectos de constituir una agenda pública basada en información fidedigna.
Todos los componentes de la presente se dirigen a actuar con celeridad, eficacia y transparencia, al efecto de generar una respuesta de apoyo de parte de la opinión pública y obtener una matriz de datos que permitan establecer las correcciones necesarias para la perfectibilidad de la política pública.
El éxito de una Política de Seguridad Ciudadana se apoya en gran medida en la construcción de mecanismos de igualación de oportunidades para todos los argentinos: la Paz y la Justicia Social siempre se dan la mano.
A los señores Diputados les pedimos que acompañen en a este proyecto, por el cambio profundo que anhelamos y por el que trabajamos sabiendo que este depende de un primer paso: hacerse cargo de la realidad, tomar plena conciencia que la inseguridad reinante se somatiza en el virtual colapso de la calidad institucional de la República y ésta situación retrovierte en la destrucción de las vidas humanas, en la tristeza colectiva y la decadencia nacional.

Programa de Capacitación de Promotores de Seguridad Ciudadana

Por Constanza GUGLIELMI
Provincia de Buenos Aires, SEPTIEMBRE de 2010
1) Concepto
El Programa de Promotores de Seguridad Ciudadana tiene como objetivo principal capacitar, informar y entrenar a integrantes de la comunidad en temas relacionados con la seguridad ciudadana, entendida como la situación de máximo resguardo y mínima vulnerabilidad de las personas y los bienes muebles e inmuebles, frente a todo tipo de amenazas. El Programa ofrece entrenamiento a los ciudadanos para abordar proactivamente diversas situaciones potenciales o puntuales que afecten la seguridad de la persona, la familia y la comunidad. Por sus características, el Programa está diseñado bajo la modalidad taller y está orientado a público adulto.
Además, está concebido para que los promotores repliquen a la comunidad el conocimiento adquirido mediante charlas, presentaciones, eventos y despliegue de conocimientos en situaciones usuales de la vida cotidiana. La meta permanente es la circulación de la información y el compartirla con más integrantes de la comunidad, a los efectos de generar un círculo virtuoso cada vez más amplio.
Una vez concluido, el participante obtiene un certificado que lo acredita como Promotor de Seguridad Ciudadana. Con esto, puede organizar grupos de personas, ya sea de su familia, sus vecinos, la escuela, el trabajo o su ámbito de vida, y seleccionar temas que estima deben ser abordados y desarrollados con la asistencia del Programa.
Nuestra intención es que las personas aumenten su conocimiento sobre valores, técnicas y métodos de comportamiento para promover el desarrollo de sociedades abiertas, tolerantes y seguras. Los ciudadanos así capacitados están facultados para replicar lo aprendido en sus comunidades, actuar con la máxima eficacia posible ante situaciones de crisis, operar como actores de prevención, mediar ante conflictos comunitarios, etc.
2) Objetivo
El Promotor de Seguridad Ciudadana conocerá los distintos aspectos que convergen en la cuestión, desde una perspectiva amplia, coherente y práctica. Todos los conocimientos adquiridos lo posicionarán para el manejo de situaciones de crisis. Sabrá qué hacer ante una emergencia; tendrá una comunicación eficaz con la policía, los bomberos, las emergencias médicas y la asistencia ante catástrofes (Defensa Civil / Guardia de Auxilio); detectará casos de abuso deshonesto, violencia contra la mujer, prevención del crimen, negociación y manejo de conflictos comunitarios; conocerá las herramientas para el tratamiento de adicciones y abuso de drogas y alcohol; distinguirá los distintos tipos de delitos contemplados en el marco jurídico; conocerá la normativa y los procedimientos en seguridad vial; sabrá ejercer el derecho de petición, etc.
Si bien el apoyo institucional es necesario, las redes sociales, y por ende el capital social, pueden jugar un papel fundamental como instrumento en el proceso de Seguridad Ciudadana. Por cierto, uno de los vectores centrales del Programa es la construcción de redes de promotores de Seguridad Ciudadana. En efecto, podemos entender a las redes sociales como el conjunto de relaciones interpersonales que se generan entre diversas personas, que pueden proporcionarse información y ayuda en diversos aspectos, enriqueciendo de esta manera la información y las relaciones
colectivas. Estas estrategias promueven la resolución comunitaria en un sinfín de situaciones problemáticas; y manejan información sobre ayudas institucionales o derechos, como también pueden servir de apoyo a la comunidad, asistencia en la búsqueda de soluciones, etc.
3) Implementación del Programa
Definimos las fases de programa de esta manera:
3.1 Identificación de la población objetivo del proyecto
Se determinarán las ciudades/localidades en las que habrá de desarrollarse el taller de capacitación y el total de personas adultas que habrá de participar en calidad de aspirante a Promotor de Seguridad Ciudadana.
3.2 Identificación del personal afectado
En función de las necesidades observadas de la población, se seleccionará el personal que prestará servicios en el proyecto, así como también se determinará si es necesaria la intervención de otros Organismos, ya sean públicos o privados, o la presencia de algún especialista en algún tema específico.
3.3 Recursos materiales
Se establecerán los recursos físicos, insumos, material didáctico, etc. Que habrán de utilizarse y brindarse a los cursantes en los distintos talleres.
3.4 Talleres
Los talleres pueden contar con un Coordinador civil y personal de las fuerzas de seguridad, encargado de impartir las charlas y brindar respuestas específicas a las comisiones de cursantes. Decidida la conformación del grupo de trabajo, se elaborarán talleres de capacitación, debate e intercambio de ideas, experiencias y roles con el objetivo de lograr las metas trazadas.
Es necesario, asimismo, que los cursantes cuenten con un equipo al que recurrir en caso de tener alguna inquietud específica o denuncia específica.
3.5 Monitoreo
Una vez lanzado el Proyecto, se harán encuestas periódicas con miembros del grupo, o con el/la interlocutor/a de la red de promotores de seguridad ciudadana que se construya, a fin de verificar los resultados. Todos aquellos aspectos que impliquen un cambio cultural real, como el acceso a una mayor seguridad o avances en la erradicación de la violencia de género, requerirán seguramente de un período de tiempo más prolongado.
3.6 Plazos de ejecución
Presentamos a continuación los tiempos estimados de implementación de las distintas fases del proyecto:
* Para distinguir a los actores implicados en el proyecto y la preparación de los contenidos, material didáctico, etc. de los talleres: veinte (20) días.
* Para la inscripción de la población objetivo: treinta (30) días.
* Para el dictado de los cursos de capacitación: entre uno (1) y dos (2) días.
* Para realizar el monitoreo del proyecto: cada tres meses después de finalizados los cursos, por un tiempo mínimo de dos años.
4) Consideraciones finales
La implementación del Programa de Capacitación de Promotores en Seguridad Ciudadana marcará un hito en la transferencia a la comunidad de conciencia, información y técnicas de acción en materia de seguridad. En el sistema social cada uno de las personas se inserta de manera diferente, adhiere a distintas visiones, defiende intereses e intenciones diversas, posee distintas capacidades y valora las situaciones desde un punto de vista situacional específico. Los actores sociales son creativos y, por tanto, pueden ser asistidos por las políticas públicas que lo preparen para actuar ante situaciones de crisis. En todos los casos, el desarrollo del criterio de toma de las decisiones es el elemento decisivo que habrá de posibilitar la mejor acción posible ante una crisis actual o potencial.
Por último, entendemos que la Seguridad Ciudadana es un concepto que tiende a vertebrar la relación entre las Instituciones estatales y las personas en función del compromiso mutuo y la responsabilidad compartida. En éste aspecto, el soporte conceptual del Proyecto supera la visión tradicional que combina Estado paternalista y ciudadano pasivo. Por el contrario, la inspiración fundamental radica en la idea de la democracia participativa, y busca profundizar las relaciones de intercambio y aprendizaje recíproco entre la Sociedad civil y el Estado, para un provenir más seguro y una mejor calidad de vida.