CLARIN ROSARIO, UN TAXISTA FUE APUÑALADO

Un taxista de 44 años fue apuñalado en un intento de robo en Rosario y siguió manejando con el cuchillo clavado en la espalda hasta una estación de servicio, donde fue asistido y luego trasladado a un hospital.

Según informaron hoy fuentes policiales, el hecho ocurrió anoche, poco antes de las 22, cuando Claudio Ramos fue abordado por un joven en la intersección de avenida Pellegrini y Alem.

Tras recorrer varias cuadras, el pasajero sacó un arma blanca y, bajo amenazas de muerte, le exigió al chofer la recaudación, pero el hombre se negó y recibió una puñalada en la espalda. El ladrón escapó sin concretar el robo.

Ramos continuó conduciendo el vehículo con el cuchillo clavado hasta la estación de servicio de Ayacucho y Seguí, donde fue asistido por el personal y luego trasladado en una ambulancia del Servicio de Emergencia Sanitaria (SIES) al hospital de Emergencias “Clemente Alvarez”.

El taxista quedó internado en el centro de salud y su vida no corría peligro, informaron fuentes médicas.

Las investigaciones se encuentran a cargo de la comisaría 16, con intervención de la justicia de Instrucción Penal de turno de los Tribunales de esta ciudad.

TN Lo secuestraron en su auto; hizo una maniobra brusca y alertó a un patrullero

Un hombre logró escapar de un secuestro exprés al llamar la atención de la Policía con una maniobra brusca. Los delincuentes habían interceptado a la víctima en la localidad de Avellaneda y la llevaban secuestrada en su propio auto. Fueron finalmente detenidos en Constitución.
Todo comenzó a las 14, cuando el automovilista, de 67 años circulaba con su auto Toyota Corolla por inmediaciones de la estación de trenes de Avellaneda. Allí fue sorprendido por tres hombres.
“Aparece un pibe del lado del volante, se me mete con un arma y me exige abrir las puertas. Ingresan dos chicos más, suben al auto y me hacen seguir. De ahí en más me apuntaron con los revólveres. No me dejaban parar, siempre estuve manejando yo. Les dije si querían el auto y me dijeron que no”, contó el hombre a TN.
Luego de cruzar el Puente Pueyrredón, en la zona del barrio porteño de Barracas, el automovilista vio a un patrullero de la comisaría 30. En ese momento realizó una brusca maniobra con el vehículo para llamar la atención de los agentes, quienes inmediatamente advirtieron que se trataba de un hecho delictivo.
“Vi un patrullero e intenté pararlo. Cuando llegué a la bajada de Caseros, lo encerré al patrullero. Cuando pegué la frenada les dije ‘me están robando'”, añadió.
Un hombre logró escapar de un secuestro exprés al llamar la atención de la Policía con una maniobra brusca. Los delincuentes habían interceptado a la víctima en la localidad de Avellaneda y la llevaban secuestrada en su propio auto. Fueron finalmente detenidos en Constitución.
Todo comenzó a las 14, cuando el automovilista, de 67 años circulaba con su auto Toyota Corolla por inmediaciones de la estación de trenes de Avellaneda. Allí fue sorprendido por tres hombres.
“Aparece un pibe del lado del volante, se me mete con un arma y me exige abrir las puertas. Ingresan dos chicos más, suben al auto y me hacen seguir. De ahí en más me apuntaron con los revólveres. No me dejaban parar, siempre estuve manejando yo. Les dije si querían el auto y me dijeron que no”, contó el hombre a TN.
Luego de cruzar el Puente Pueyrredón, en la zona del barrio porteño de Barracas, el automovilista vio a un patrullero de la comisaría 30. En ese momento realizó una brusca maniobra con el vehículo para llamar la atención de los agentes, quienes inmediatamente advirtieron que se trataba de un hecho delictivo.
“Vi un patrullero e intenté pararlo. Cuando llegué a la bajada de Caseros, lo encerré al patrullero. Cuando pegué la frenada les dije ‘me están robando'”, añadió.

INFOBAE Asaltan el Ministerio de Ciencia

Al menos cuatro delincuentes armados irrumpieron en el edificio donde está la cartera ministerial y maniataron a un empleado para luego llevarse distintos objetos de valor y escapar del lugar
Una banda integrada por al menos cuatro delincuentes armados asaltó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, donde luego de maniatar a un empleado de seguridad robó dinero, computadoras y otros objetos de valor de las distintas oficinas, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer en el edificio situado en la avenida Córdoba al 800, entre Suipacha y Esmeralda, donde los malhechores permanecieron por casi dos horas para robar, tras lo cual escaparon con el botín en un auto que habrían dejado estacionado en la zona.

Los voceros explicaron que para entrar al lugar los asaltantes aparentemente utilizaron una copia de la llave de la puerta principal, ya que esa entrada no fue violentada.

Una vez adentro, los maleantes sorprendieron al empleado de seguridad del ministerio, quien en ese momento terminaba su control de rutina en todos los pisos de esa cartera para verificar que todo estuviera en orden.

Al terminar de recorrer las instalaciones el custodio fue sorprendido por los delincuentes que lo esperaban en la planta baja, quienes luego de amenazarlo con armas de fuego lo llevaron hasta una oficina, donde lo dejaron encerrado y maniatado.

Luego los sujetos comenzaron a recorrer los pisos del edificio y violentaron cada una de las puertas de las oficinas, adonde entraron para sustraer valores.

Las fueministerio, aunque no pudieron forzar ninguna caja fuerte.

Además, los delincuentes se llevaron varias computadoras portátiles, dos televisores de plasma y distintos objetos de valor de las oficinas a las que ingresaron.

Con todo lo robado los ladrones lograron salir del lugar sin llamar la atención y escaparon en un auto que habrían dejado estacionado en las inmediaciones, según la declaración de testigos. El hecho es investigado por la comisaría 3.
ntes indicaron que los asaltantes robaron unos 10 mil pesos de la caja chica del

INFOBAE Asesinan de varios disparos a otro policía bonaerense, tras un intento de robo

Se trata de un sargento de la Division Custodia y Traslado de la Policía de esa fuerza. Según testigos, los delincuentes –serían menores– le dieron dos balazos, en La Matanza. Es el cuarto policía que matan en una semana. Más temprano, en la misma localidad, fue baleado otro efectivo
Un efectivo de la Policía bonaerense fue asesinado esta medianoche por delincuentes cuando se resistió aparentemente a un intento de robo en un kiosco del partido de La Matanza, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 0 de hoy, en un comercio ubicado en la intersección de Crovara y Cristianía, localidad de Isidro Casanova, al oeste del conurbano bonaerense.

La víctima, según confiaron amigos a C5N, se llamaba Federico Francia, tenía 30 años, era padre de una beba, y se desempeñaba como sargento de la Division Custodia y Traslado.

Según testigos, al menos dos delincuentes lo abordaron cuando salía de comprar de ese local, donde el joven efectivo, que solía frecuentarlo, había llegado minutos antes para comprar.

Francia se habría identificado como policía para evitar que lo asalten, pero inmediatamente recibió dos disparos a sangre fría lo que le provocaron la muerte casi al instante, añadieron los testigos.

La dueña del comercio explicó por C5N que escuchó varios disparos y cuando salió a ver “qué pasaba” vio al efectivo con “un balazo en la cabeza y murió casi al instante”.

En tanto, Johana, hija de la mujer aseguró que es muy común que se reiteren los robos en la zona y aseguró que allí “matan por matar”.

Horas antes, otro policía bonaerense fue herido
En la misma localidad, Isidro Casanova, más temprano, otro policía bonaerense resultó herido de un balazo en un hombro al tirotearse con tres delincuentes que asaltaban a un automovilista.
El hecho ocurrió en la tarde de ayer, en inmediaciones de un centro comercial situado en calles Roma y Asunción, a unas cuatro cuadras de la estación ferroviaria de Isidro Casanova.
Fuentes de la investigación informaron a Télam que en ese lugar se encontraba un oficial de la policía bonaerense que cumplía un servicio adicional y advirtió que tres delincuentes armados querían robarle a un hombre su auto marca Peugeot.
Ante esa situación, el efectivo se identificó como tal e impartió la voz de alto, a lo que los asaltantes respondieron con disparos, originándose un tiroteo, dijeron las fuentes.
El enfrentamiento terminó cuando el policía cayó herido de un balazo en un hombro y los delincuentes huyeron del lugar en una camioneta robada. Tras el asalto, el efectivo fue trasladado al Hospital Paroissienesta.
El hecho es investigado por el personal de la comisaría de Isidro Casanova, con órdenes y de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de turno en el Departamento Judicial La Matanza.

Atacan a pedradas a una pareja en un auto y la tienen cautiva

INFOBAE
El hecho se produjo en la localidad platense de Arturo Seguí. Dos jóvenes iban en su auto cuando fueron abordados por delincuentes tras la agresión y la rotura de los vidrios. Los tomaron de rehenes durante media hora y luego los liberaron en Villa ElisaUna pareja de jóvenes que circulaba en un auto por las calles de la localidad de Arturo Seguí fue atacada a pedradas por dos delincuentes, quienes a la fuerza se subieron al vehículo y los mantuvieron cautivos media hora mientras intentaban huir, hasta que los dejaron abandonados y continuaron con la fuga.

Luego de bajar a la pareja del auto en la zona de Villa Elisa, los dos delincuentes –ambos jóvenes de alrededor de 20 años– siguieron la marcha, pero horas después el auto fue encontrado abandonado en un zanjón, aparentemente después de que sufrieran un accidente.

Todo ocurrió ayer por la madrugada, cerca de las 3, cuando Santiago, un joven de 17 años, circulaba a bordo de su Volkswagen Gol por las calles de la localidad de Arturo Seguí, junto a su novia.

De pronto, un estrépito de vidrios rotos, seguido por una pesada piedra que por centímetros no le golpeó la cabeza, los sorprendió.

El muchacho soltó el embrague y el vehículo detuvo su marcha: enseguida, un delincuente se le apareció por la ventanilla, le pegó una trompada y lo amenazó diciéndole “Andate para atrás o te pegamos un tiro”, según lo señalado por el diario El Día de La Plata.

Según contaron las jóvenes víctimas, los asaltantes lanzaron una piedra contra el vehículo, que destrozó el vidrio al impactar contra la ventanilla.

“Por poco la piedra no me pegó en la cabeza. En la confusión solté el embrague y el auto se apagó. Atiné a mirar hacia el costado y apenas lo veo al ladrón en la ventana me pega una piña”, relató la víctima.
Enseguida, el delincuente, que tenía unos 20 años, abrió la puerta y amenazó a los adolescentes para que se pasaran a los asientos traseros del rodado.

“Quédense tranquilos, no les va a pasar nada. Sólo queremos escapar”, aseguró el agresor.

Pese a que el asaltante no mostró ningún arma, los jóvenes prefirieron no correr riesgos e hicieron lo que les decían. Entonces, llegó un segundo cómplice, que se acomodó en el asiento del acompañante.

DEFENDIO A SU MUJER Y MATO A DELINCUENTE

Diario Crónica
En Quilmes, un mecánico dio muerte a la asaltante clavándole un destornillador en el cuello.

Por Fernando Vázquez y Adrián Subelza.

En un dramático caso de justicia por mano propia, un mecánico dio muerte a una joven drogadicta de 22 años, a quien le aplicó 2 puntazos en el cuello con un destornillador cuando la mujer pretendió asaltarlo en la puerta de su vivienda. Este suceso se registró en la localidad bonaerense de Quilmes y el hombre, al momento del incidente, se hallaba acompañado por su esposa, quien está embarazada de 8 meses. El “vengador” está libre, porque la Justicia consideró que actuó en legítima defensa.

Los voceros revelaron que este dramático hecho se produjo a las 2.40 del sábado pasado cuando el trabajador, de 24 años, arribó a su domicilio, situado en el cruce de Catamarca al 2.500, casi esquina Miguel Cané, del citado distrito, en el sur del conurbano provincial. El muchacho estaba junto a su pareja y ambos llegaron al lugar a bordo de un Peugeot 205.

Trascendió que el mecánico bajó del coche, abrió la puerta del garaje de la finca y luego regresó al interior del rodado para guardar la unidad en la vivienda.

En esas circunstancias, apareció en escena una mujer, que amenazó al matrimonio con fines de robo. Esta ladrona portaba un cuchillo de carnicero y les exigió a las víctimas la entrega de sus objetos de valor.

Sin embargo “el justiciero”, ante el temor de resultar herido, o bien de que la muchacha agrediera durante el brutal episodio a su mujer embarazada, se apoderó rápidamente de un destornillador que había en el revistero de la puerta del vehículo y, con la herramienta, le aplicó 2 puntazos en el cuello a la asaltante. La joven, que se presume tenía 22 años, cayó al piso en medio de un enorme charco de sangre y dejó de existir casi de manera instantánea. Se afirma que el mecánico había conseguido atravesarle la yugular con el destornillador, lo que ocasionó que pereciera desangrada.

Posteriormente, los efectivos policiales destinados en la comisaría 3ª de Quilmes, gracias a los diversos datos obtenidos en el humilde vecindario, determinaron que la occisa, que carecía de documentos, era adicta al consumo de paco. La joven dormía frecuentemente en los pasillos de la temible Villa Los Eucaliptus, situada a 400 metros del escenario de su muerte, de acuerdo a lo comprobado por los servidores públicos.

Un vecino del mecánico, al ser consultado por Crónica, señaló que “estaba al tanto de lo ocurrido y que el hecho fue un clásico acto de defensa propia, por parte del trabajador, de quien sabemos que fue demorado, apenas unas horas, en la seccional”.

La causa, que fue caratulada “Homicidio en ocasión de robo”, está a cargo del doctor Alfredo Nievas Woodgate, fiscal de la Unidad Funcional Nº 3, y de Martín Nolfi, magistrado de Garantías Nº 2, ambos pertenecientes al departamento judicial de Quilmes. El cadáver de la mujer fue trasladado momentos después a la morgue existente en el cementerio de Ezpeleta.

El mecánico, por su parte, se encuentra en libertad, ya que los funcionarios, en base a los diferentes datos reunidos por los pesquisas policiales en el escenario de la tragedia, consideraron que obró en legítima defensa.