HIJA ROBADA-La odisea de una madre: Recuperó en Brasil a la hija que le había robado su ex marido

Diario Clarín

La nena tiene 5 años. Al padre, veterinario, lo detuvo Interpol cerca de Florianópolis.

PorLuis Ventos
Tandil. Especial

La angustia de Josefina Málaga llegó a su fin, luego de que la justicia argentina, a través de Interpol, encontrara en Brasil a su hija Sofía Gonzalo, una niña tandilense de 5 años que su padre había sacado primero de Tandil, y luego del país.

La pequeña fue encontrada en la ciudad brasileña de Bombinhas, cerca de Florianópolis, junto a su padre, Mariano Gonzalo, un vetertinario de 34 años que tenía pedido de captura internacional y que ahora quedó detenido.

La historia arranca meses después del divorcio entre Málaga y Gonzalo, los padres de Sofía, separados a principios del 2008. La llegada de una nueva pareja a la vida de Josefina –que en la actualidad está embarazada– cambió la relación entre el ex matrimonio. Enojado por la nueva situación, Gonzalo comenzó a tejer una estrategia legal para llevarse a su hija. Tras apelar a los servicios de una terapeuta tandilense, Gonzalo consiguió un informe que notificaba que la pequeña era víctima de abusos por parte del nuevo compañero de la madre.

Josefina perdió la guarda, por decisión judicial . Tiempo después, aun cuando la justicia desechó el documento, Gonzalo lo utilizó como excusa para llevarse a su hija de la ciudad.

Padre e hija primero se alojaron en una zona rural cercana a Tandil. En ese entonces comenzó la odisea de la madre, que por todos los medios intentaba comunicarse con Sofía. Lo logró, aunque por poco tiempo, en abril de 2009, cuando se produjo el último encuentro entre ambas. Desde entonces, Gonzalo se ausentó con Sofía para siempre.

Ya con la denuncia hecha, la justicia inició la persecución de Gonzalo. La Policía Bonaerense rastrilló zonas rurales cercanas a Tandil, sin suerte. A las pocas semanas, librada ya la captura internacional, un informe de Interpol dio cuenta de la posible presencia del veterinario en el sur de Brasil.

A mediados de 2010, mientras la justicia bonaerense lanzaba una recompensa de entre 20.000 y 70.000 pesos para quien aportara información, llegaron los primeros datos de Brasil. Notificaban la presencia de un hombre que se asemejaba al perfil de Gonzalo. Finalmente, el fin de semana pasado, la Policía de Florianápolis lo detuvo. Según fuentes diplomáticas consultadas por Clarín , Gonzalo había llegado al país vecino en junio de este año. Estaba hospedado en una posada y no trabajaba. Ahora está detenido en una cárcel estatal.

Sofía, por su parte, quedó en custodia de autoridades brasileñas hasta la llegada de sus tíos, quienes fueron designados como guardadores provisorios de la menor por la justicia bonaerense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s