Detuvieron a dos sospechosos por el crimen de las turistas francesas


Infobae
Las detenciones se produjeron por la mañana y se trataría de pobladores de la zona en donde fueron halladas sin vida Moumni Houria y Cassandre Bouvier

Las detenciones fueron dadas a conocer por el diario El Tribuno de Salta.

Houria (23) y Bouvier (29) fueron halladas en la reserva natural Quebrada de San Lorenzo, situada a 12 kilómetros al oeste de la capital de Salta.

El juez de Instrucción Martín Pérez, quien investiga el asesinato, no “cree que una persona que quiera llevar a cabo una acción de este tipo se vaya hacia este lugar” por lo que “ahí podría surgir la posibilidad de que sea alguien de la zona que se haya sorprendido con la presencia de las dos chicas”.

“El hecho de pensar en alguna persona que desde otro lado se instala en el lugar esperando a dar un golpe es complicado, porque es un lugar alejado, hay que caminar una hora”, sostuvo el magistrado.

“No me da pensar que una persona que quiera llevar a cabo una acción de este tipo se vaya hacia este lugar y esté escondido en la punta del cerro esperando que vengan dos personas y cometa este tipo de hechos”, agregó.

La quebrada San Lorenzo recibe a decenas de turistas a diario para observar la capital salteña desde su mirador, a metros de donde fueron hallados los cadáveres. Una de las víctimas, ultimada con un balazo en la frente, tenía signos de haber sido violada y presentaba magullones, la vestimenta rasgada y muestras de haberse resistido al ataque, aseguraron fuentes del caso.

“Tenía incluso cabello de su atacante en su puño cerrado”, dijo el juez al indicar que “hay suficientes huellas en el lugar” para presumir que la muerte se produjo allí.

Por su parte, la policía no descarta que hayan sido asesinadas y luego arrojadas en ese lugar debido a que se encontraron huellas que pueden responder a signos de lucha o de arrastre, según versiones que cita la prensa local.

La otra víctima fue hallada a metros de allí “con un balazo en la espalda y los pantalones a la altura de las pantorrillas”, aunque no fue violada, según el juez.

Una llovizna obligó esta mañana a postergar los rastrillajes para hallar el arma utilizada, un revólver o pistola de calibre 22, según el proyectil extraído del cuerpo de una de las víctimas.

Ambas ingresaron al paseo el 15 de julio, según consta en el registro del lugar, pero su muerte se produjo entre el martes y el jueves pasado, por lo que se sospecha que pudieron haber permanecido cautivas.

Las turistas habían arribado a Salta el 11 de julio en autobús desde Buenos Aires y habían manifestado en el hotel que planeaban regresar el 19 de julio.

Aunque los datos están bajo secreto sumarial, la prensa cita este domingo que Moumni estudiaba sociología y había viajado a Argentina en un intercambio estudiantil, mientras Bouvier era investigadora de la Universidad de La Sorbona y había dado una conferencia en Buenos Aires antes de partir a Salta. Sus edades rondaban los 30 años.

La Cancillería francesa informó en un comunicado en París que su legación diplomática y consular en Buenos Aires, “en estrecha relación con las autoridades locales, están plenamente movilizadas para determinar las circunstancias de este drama”.

"Necesitamos el esclarecimiento de este aberrante hecho"


Crónica

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, se refirió al asesinato de las dos turistas francesas en la Quebrada de San Lorenzo. El mandatario calificó el hecho como “aberrante“.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, aseguró que la provincia necesita “el urgente esclarecimiento” del asesinato de dos turistas francesas, encontradas muertas a balazos en la zona de la Quebrada de San Lorenso, que fue calificado por el mandatario como un hecho “aberrante”.

Salta necesita el urgente esclarecimiento de este aberrante hecho, que no es común”, dijo el mandatario, en una conferencia ofrecida esta tarde, en la sede gubernamental, donde agregó: “Para seguir sosteniendo los estándares de seguridad que Salta posee, necesitamos esclarecer estos homicidios”.

El gobernador se reunió en el Centro Cívico Grand Bourg, donde funciona el gobierno salteño, con los ministros coordinadores de su gabinete, que son el de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, y el de Finanzas, Carlos Parodi, y con el secretario general de la Gobernación, Ernesto Samsón.

A ellos se sumaron el vicegobernador Andrés Zottos; el secretario de Seguridad, Aldo Saravia; y el jefe de la Policía de Salta, Néstor Cardozo, entre otras autoridades, con quienes abordó cuestiones vinculadas al asesinato de las dos turistas francesas.

Recién acabo de terminar una reunión con la Coordinación de Gabinete, y he dado intrucciones para poner a disposición del magistrado interviniente, como legalmente corresponde, absolutamente toda la logística del gobierno para esclarecer el hecho”, expreso Urtubey en la conferencia.

El mandatario adelantó que se iniciaron gestiones a través de la Cancillería y de la Embajada francesa en Argentina para “poner a disposición todo lo necesario para que los familiares de las víctimas puedan venir a Salta lo más rápido posible o para coordinar con ellos lo que decidan hacer”.

Por otro lado, el gobernaor aclaró que el lugar en el que se produjo el hallazgo posee una explotación privada, y detalló que se trata de “un contrato entre dos privados, de los cuales una sociedad se llama Los Maitines y la otra Pumas, que es una empresa habilitada para esa prestación, tanto por el municipio de San Lorenzo como por el Ministerio de Turismo de la provincia”.

Es un espacio privado de acceso público”, sostuvo Urtubey, quien precisó que “se están haciendo las conexiones para dar con los familiares” de las víctimas.

Asimismo, señaló que se involucró personalmente en el tema debido a que se está ante “un hecho policial gravísimo” y remarcó: “En Salta no ocurren este tipo de cosas, que afectan seriamente a nuestra provincia”.

En este sentido, apuntó que están “involucradas turistas de otra nacionalidad, en una actividad que en nuestra provincia se cuida y se trabaja con mucha fuerza”.

Vamos a hacer todo lo que sea necesario para ayudar a que la Justicia pueda determinar lo más rápido y mejor todas las responsabilidades de este caso”, enfatizó.

Télam

Pibes asesinaron a tiros a indefenso comerciante


Crónica

Edición impresa. En Esteban Echeverría, los criminales “ejecutaron” a la víctima por la espalda, luego que saliera de su vivienda. Dos chicos de 17 y 16 años fueron detenidos como responsables del homicidio. Los habitantes de la zona están consternados, informa el Diario Crónica.

Por Fernando Vázquez

Varios sujetos “fusilaron” al propietario de una distribuidora de alimentos, a quien le dispararon un balazo en la espalda, en un salvaje asesinato perpetrado ayer en la localidad bonaerense de Transradio, en el partido de Esteban Echeverría. Posteriormente, los pesquisas policiales detuvieron a los autores materiales de este episodio, quienes resultaron ser dos adolescentes de 16 y 17 años.

Trascendió que el suceso se produjo a las 8.05 de la víspera en el cruce de avenida Mariano Moreno y Santos Vega, en el denominado Barrio Los Rosales, cuando la infortunada víctima, identificada como Heriberto Bobadilla, de 50 años, salió de su vivienda y se dispuso a subir a un Peugeot 307, oportunidad en la que fue interceptado por los individuos.

Se originó entonces una violenta discusión frente a la finca, ya que había viejos problemas entre Bobadilla y los criminales. La disputa finalizó trágicamente porque los hampones, mediante armas de fuego, no dudaron en agredir a balazos a escasa distancia al comerciante, quien era propietario de una distribuidora de alimentos. El hombre fue alcanzado por un tiro en la espalda y los sujetos aprovecharon la confusión para escapar rápidamente a la carrera, escondiéndose en pocos minutos en las calles del vecindario.

A raíz de sus graves heridas, Bobadilla dejó de existir mientras era trasladado al Hospital Sofía Santamarina de Monte Grande.

Momentos más tarde, con los diferentes datos proporcionados por los indignados habitantes del barrio, los integrantes de la comisaría de Transradio, con apoyo de los funcionarios de la Delegación Departamental de Investigaciones de Esteban Echeverría, realizaron una serie de procedimientos en esa zona, en el sur del conurbano provincial, ocasión en la que apresaron a 4 jóvenes. Dos de ellos, de 16 y 17 años, figuran como responsables del crimen de la víctima.

Los efectivos policiales, en un comienzo, pensaron que Bobadilla había sido agredido porque ofreció resistencia a que le sustrajeran el vehículo. Sin embargo, dicha hipótesis quedó luego descartada, al comprobarse que el hombre conocía a los asesinos.

En la causa, que fue caratulada “Homicidio”, tomó intervención la doctora Mónica Polvorín, fiscal en turno de Responsabilidad Juvenil del departamento judicial de Lomas de Zamora.

Mientras tanto, los investigadores no descartan que pueda haber más personas involucradas en el asesinato de Bobadilla.

El asesino de las turistas francesas conoce muy bien la Quebrada de San Lorenzo


Crónica

Para el juez que investiga la muerte de las jóvenes en Salta aseguró que el autor material de los hechos es un lugareño ya que en la escena del crimen hay signos de lucha y de haber arrastrado uno de los cuerpos de las víctimas.

El juez salteño Martín Pérez, quien investiga el asesinato de dos turistas francesas, afirmó que cree que las jóvenes fueron atacadas en la Quebrada de San Lorenzo por alguien de la zona, y aseguró que en la escena del crimen hay signos de lucha y de haber arrastrado uno de los cuerpos de las víctimas.

El hecho de pensar en alguna persona que desde otro lado se instala en el lugar esperando a dar un golpe es complicado, porque es un lugar alejado, hay que caminar una hora”, sostuvo el magistrado.

No me da pensar que una persona que quiera llevar a cabo una acción de este tipo se vaya hacia este lugar y esté escondido en la punta del cerro esperando que vengan dos personas y cometa este tipo de hechos”, agregó.

En declaraciones al periodismo, el magistrado dijo que entonces “ahí podría surgir la posibilidad de que (el atacante) sea alguien de la zona, y que se haya sorprendido con la presencia de estas dos chicas y haya actuado de esta forma”.

Pérez explicó que en la zona viven pocos pobladores, ya que se trata de “un lugar muy rústico, donde solo hay desarrollo de animalitos, de cosas muy precarias”.

En base a los primeros datos recolectados en el expediente, el magistrado explicó que las turistas arribaron a la provincia norteña el 11 de julio, se hospedaron en un hostal y concurrieron a realizar una caminata por el cerro San Lorenzo el 15, donde dejaron constancia del lugar donde estaban alojadas.

El último día que fueron vistas en la hostería fue el 16, donde dejaron sus mochilas, y los cuerpos fueron hallados en la noche del viernes.

Según el juez “no hay indicios de que no las hayan matado allí porque en el lugar donde se las encontró hay huellas, hay signos de que ahí estuvieron”.

En el caso de la primera chica, hallada en la ladera del cerro, explicó que “hay un surco que indica que pudo haber habido un metro de arrastre y que la lucha o la pelea pudo haber sido ahí o en otro lado”.

Sobre la autopsia, dijo que determinó que los crímenes se produjeron entre las últimas 48 y 36 horas y no descartó incluso un día más.

Una de las víctimas tenía un proyectil calibre 22 alojado en la cabeza y signos de haber sido sometida sexualmente.

Hay un indicio importante en la ropa de la chica porque está muy deteriorada, con signos evidentes de haber sido atacada sexualmente porque el pantalon estaba partido al medio, la costura estaba toda abierta”, detalló.

Dijo que la otra joven tenía “el pantalón bajado a media pierna” y el disparo lo recibió por la espalda, con orificio de salida.

Una de las chicas tenía cabellos en los puños, estaba con las manos cerradas”, agregó el magistrado en referencia a que se defendió del ataque.

Ante la posibilidad de futuros cotejos de ADN con detenidos, el juez explicó que se realizaron todos los hisopados correspondientes y se recolectaron los cabellos para ser analizados en laboratorio.

No es habitual que pasen estas cosas aquí en Salta, es un hecho que nos conmueve, nos tiene preocupados”, reflexionó el magistrado.

Dijo que algunas de las próximas medidas que adoptará será tomar declaración el lunes a otros turistas que figuran en los registros de la quebrada de San Lorenzo y pudieron haber compartido la caminata con las jóvenes.

Télam

Violaron, golpearon y mataron a balazos a dos turistas francesas


Crónica

Los cuerpos de las dos jóvenes de 30 años aparecieron en un paseo conocido como el Mirados, en la Quebrada de San Lorenzo, a 12 kilómteros de la capital de Salta. Investigan si fueron secuestradas, ya que estaban desaparecidas desde el 16 de julio.

Dos turistas francesas de aproximadamente 30 años fueron asesinadas a balazos en Salta, informó la Policía luego de que dos visitantes chaqueños hallaron los cadáveres en un paseo conocido como el Mirador, en la Quebrada de San Lorenzo, a 12 kilómetros de la capital salteña.

Fuentes de la investigación dijeron que la justicia realizaba pericias para determinar si las jóvenes también fueron víctima de abusos sexuales y admitieron que por el estado en el que se encontraban los cuerpos podía llevar “varios días” fallecidas.

En ese sentido, remarcaron que las responsabilidades sobre la seguridad de las turistas también se investigarán dado que el recorrido que realizaban se realiza en un paseo concesionado a un operador del circuito de aventura.

Asimismo, el gobierno confirmó que en las próximas horas dará una conferencia de prensa para explicar en detalle los datos aportados por los investigadores.

Uno de los cadáveres había sido encontrada por turistas de Chaco que paseaban por el lugar y que luego avisaron del hallazgo a los encargados del paseo, quienes a su vez informaron a la policía.

Fuentes policiales no dieron a conocer la existencia de pistas sobre los móviles ni de los posibles autores del asesinato. Los voceros indicaron que eran dos mujeres de aproximadamente 30 años que desde hacia varios días paseaban por esta ciudad.

En la noche del viernes, efectivos de la subcomisaria de San Lorenzo, recorrieron el camino ascendente durante una hora y encontraron el cuerpo de una de las mujeres.

Tras una minuciosa búsqueda por los alrededores, encontraron el cuerpo de la otra joven en la falda de la senda, en medio de pastizales, a un costado del tramo del recorrido final.

La Policía dijo que ambas se encontraban “boca abajo a unos 5 metros de la senda peatonal” con impactos de bala.

El lugar es un paseo administrado por una empresa privada, que consta de sendas que se introducen en medio del monte con cruces de arroyos y caminos señalizados que se recorren con la ayuda de un folleto indicador.

Se necesitan aproximadamente entre una y dos horas para recorrerlos, según el recorrido elegido. A los turistas se les entrega un ticket y un folleto explicativo, además de un numero de celular para comunicarse por cualquier inconveniente.

El paseo es recorrido habitualmente por numerosas personas y esta habilitado hasta las 18 horas. Luego del hallazgo de los cuerpos, se dio intervención a otras dependencias de la policía como la Brigada de Investigaciones, el medico forense y el departamento de bomberos.

El juez de instrucción Martín Pérez concurrió al lugar ordenando las medidas preliminares de verificación a cargo del personal de criminalística. La autopsia determinó que ambas murieron “por impacto de bala” al parecer calibre 22.

DYN

Comida rápida, secuestro idem


Crónica

Un joven fue raptado en la puerta de su casa en Lugano y, tras el pago de un rescato, liberado en una hamburguesería ubicada al costado de la General Paz.

Un joven fue secuestrado en la puerta de su casa del barrio porteño de Villa Lugano por una banda de delincuentes que, tras mantenerlo cautivo en su propio auto por casi dos horas, cobró un rescate y lo liberó sano y salvo en la zona de Mataderos.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió cuando la víctima, de 25 años, llegaba en su vehículo Peugeot 206 a su vivienda situada en Larraya al 3300 y fue sorprendido por los maleantes con fines de robo.

Los voceros explicaron que el joven, quien trabaja en una empresa inmobiliaria de la zona, fue amenazado cuando estaba por bajar de su coche.

En ese momento dos hombres armados -acompañados por al menos otros dos sujetos- se le colocaron a los costados del vehículo y lo amenazaron para que les entregara las llaves del auto.

Antes de apoderarse del coche, los delincuentes obligaron al muchacho a colocarse en el asiento del acompañante y se lo llevaron cautivo.

Las fuentes indicaron que luego de una hora de dar vueltas por distintas zona de Villa Lugano, los delincuentes llamaron por teléfono a la familia de la víctima y le exigieron dinero a cambio de dejar en libertad al secuestrado.

Tras varias comunicaciones telefónicas, los delincuentes negociaron el pago de una suma de dinero -cuyo monto no trascendió-, y acordaron el lugar para cobrar la plata.

Según revelaron los informantes, fue el hermano de la víctima quien luego de casi dos horas llegó hasta una plaza de la zona, situada a unas diez cuadras del lugar donde capturaron al joven, donde dejó el dinero adentro de una bolsa y en el cantero de un árbol.

Minutos después, un cómplice de los secuestradores retiró la plata del lugar, al tiempo que los delincuentes liberaron a la víctima en la esquina de Saladillo y la avenida Juan B. Alberdi, de Mataderos.

Según se explicó, el damnificado inmediatamente llamó al 911 desde un comercio de la zona y más tarde fue rescatado por los policías de la comisaría 42 y 48.

DYN

Un juez denunció a policías por el armado de causas


La Capital de Mar del Plata
Dos agentes de la comisaría cuarta de esta ciudad fueron denunciados por un juez de garantías de engañar a la Justicia local con el armado de causas. Todo surgió cuando en un juzgado reconocieron la repetición de testigos. Las acusaciones son gravísimas y hasta se habla de grupos “parapoliciales”, ya que con el engaño se allanaban domicilios señalados por personas vinculadas a foros de seguridad.

El juez de garantías Juan Tapia denunció en las últimas horas a dos policías de esta ciudad de organizar a testigos falsos y armar causas para poder allanar domicilios y de esa manera incrementar a favor las estadísticas policiales de la comisaría cuarta.

“Se trata de un hecho de tal gravedad institucional que puede significar un antes y un después en la relación entre la fuerza policial y la Justicia marplatense”, dijo una altísima fuente del Departamento Judicial Mar del Plata.

Tapia descubrió en al menos seis causas que los dos policías cuestionados siempre utilizaban a las mismas personas como víctimas de hechos inexistentes o como testigos. De esa manera engañaban a los fiscales de turno y a los jueces de garantías, quienes autorizaban allanamientos en domicilios en donde nunca se secuestraban elementos vinculados con los delitos que se denunciaban. Eso sí, debido a que las casas allanadas pertenecían a personas que realizaban actividades ilícitas siempre se lograba hallar armas o drogas, con lo cual “justificaban” esos operativos.

Tan grave como esto es que uno de los falsos testigos (en ocasiones, falsa víctima) sería una persona activista en foros de seguridad. “Acá estamos hablando de un cuasi grupo mixto, parapolicial, que se encarga de señalar a personas que cometen delitos y les inventan causas para poder meterlos presos”, dijo la fuente judicial consultada.

Debido a la gravedad de los hechos que se denuncian, mañana habrá una reunión en la que el fiscal general Fabián Fernández Garello resolverá la competencia de la causa que por ahora cayó en la órbita del fiscal Juan Pablo Lódola. Este fiscal es uno de los engañados, junto a Mariano Moyano, Daniela Ledesma y Andrea Gómez, por lo tanto Fernández Garello revisará las actuaciones para fijar competencia.

En tanto, desde la policía no se emitieron comunicados oficiales al respecto (ver aparte). Por averiguaciones efectuadas por LA CAPITAL al cierre de esta edición, los dos efectivos policiales con rango de capitán y subteniente serían apartados de sus funciones en las próximas horas, dependiendo estos de la resolución de Asuntos Internos de la institución.

Los cargos que podrían imputarse a los dos policías y a los testigos recurrentes serían diversos, y van desde estafa procesal, falso testimonio, falsa denuncia y hasta asociación ilícita, además de los que les cabe a los funcionarios por sus deberes públicos.

Las causas

En el transcurso de esta semana, el juez Tapia recibió en su juzgado una causa tramitada en la fiscalía de Daniela Ledesma y en la que se solicitaba órdenes de allanamiento para tres domicilios.

En esos operativos se buscaba secuestrar un vehículo Fiat Duna celeste desarmado, autopartes y una camioneta Ford F-100, todo esto en el marco de un presunto robo automotor.

Lo primero que llamó la atención del juez fue que nunca se había denunciado el robo de vehículo alguno y que la investigación la había iniciado un efectivo policial de la comisaría cuarta, aunque el supuesto delito se cometía en la otra punta de la ciudad, en jurisdicción de la comisaría quinta.

Lo otro que sorprendió al juez Tapia fue la identidad de los dos testigos presentados en este caso, nombrados en este artículo para mayor comprensión de la compleja trama como Testigo 1 y Testigo 2.

Lo cierto es que el Testigo 1 manifestó que el 25 de julio de 2011 caminaba por la calle Galicia hacia Fortunato de la Plaza a la 1.30 de la mañana cuando reconoció a un hombre a bordo de una camioneta Ford F-100, camioneta que remolcaba un Fiat Duna semidesarmado. El Testigo 1 dijo que conocía a dos de los hombres que hacían la maniobra al punto que declaró detalles sobre las actividades que realizaban.

Al juez Tapia le pareció extraño que el Testigo 1, con domicilio en otro sector de la ciudad, caminara a esa hora por allí, como también que no precisara cómo conocía las actividades que ambos hombres cometían.

Luego, en la misma causa, el Testigo 2 dijo que al pasar “circunstancialmente” por la calle Arana y Goiri, frente a un galpón o taller grande, reconoció a uno de los hombres que el Testigo 1 había dicho que iba en la camioneta. Que ese hombre estaba bajando un motor y que era una “acción sospechosa”. Que luego de eso se lo comentó a un policía de la comisaría cuarta, ubicada en la otra punta de la ciudad. Esto al juez lo terminó por convencer de que alguna irregularidad había y tomó nota de los dos policías que intervinieron, ambos de la comisaría cuarta.

Ayudado por su equipo de trabajo, el juez Tapia comenzó a revisar en causas anteriores y confirmó sus sospechas.

Conexiones

El 2 de mayo el Testigo 1 había denunciado haber sido víctima de un robo cometido por cuatro hombres a bordo de dos motocicletas. Esto sucedió cuando esperaba el colectivo en la parada de Beruti y Juncal, hecho al cabo del cual los delincuentes le sustrajeron una billetera con setenta pesos, documentos y un reloj.

El Testigo 1 dijo ante el fiscal Juan Pablo Lódola conocer a los autores, aportando tres apodos y un apellido, asegurando saber quiénes son porque “estos sujetos están azotando a todo su barrio, siempre se encuentran armados e intimidan a sus víctimas y vecinos para que nadie los denuncie? lo sabe todo el mundo, pero como siempre se encuentran armados, todo el barrio les tiene miedo? el accionar de estas personas es de lunes a lunes y desde horas tempranas”.

Este individuo, el Testigo 1, aportó información sobre los 8 domicilios donde residían circunstancialmente estos delincuentes.

Pero además, el testigo del robo y que declarara como tal resultó ser… Testigo 2. Este hombre dijo haber visto cuando “le estaban robando a un muchacho en la parada de colectivo”. También declaró un Testigo 3, quien dijo ser remisero “trucho” y que esa madrugada llevó a delincuentes por distintos domicilios.

El fiscal Lódola pidió al juez Tapia los allanamientos, los cuales fueron librados ante la contundencia de las pruebas. Pero en los allanamientos no se recuperaron elementos robados a Testigo 1, aunque sí armas y proyectiles.

Esos procedimientos fueron realizados por los dos policías de la comisaría cuarta cuestionados, incluso uno de ellos fue quien recibió la denuncia de Testigo 1.

Más casos

Cuando el juez Tapia descubrió esto en el transcurso de esta semana pidió a su equipo de colaboradores que buscaran causas en donde los policías intervinientes fueran los dos de la comisaría cuarta y que aparecieran como testigos o víctimas Testigo 1 y Testigo 2. La sorpresa fue mayúscula.

El 30 de mayo pasado, en una causa que recayó en el turno del fiscal Mariano Moyano, Testigo 2 denunció haber sido víctima de un robo… cuando esperaba el colectivo en una parada de Beruti y 228. Que cuatro jóvenes lo asaltaron y escaparon en dos motocicletas y que después de ser despojado de sus bienes (billetera, teléfono, ropa, etc.) fue ayudado por un hombre.

La denuncia la tomó uno de los mismos policías en la comisaría cuarta y el hombre que se había acercado a socorrer a Testigo 2 era… Testigo 1, quien volvió a aportar datos de 10 domicilios porque conocía a los delincuentes.

La investigación fue desarrollada por los policías cuestionados del Gabinete de Prevención de la Comisaría Cuarta.

En esa causa, volvió a declarar Testigo 3, con un testimonio similar al del caso anterior.

El juez de garantías no fue Tapia, sino Roberto Errandonea, quien negó los allanamientos al no estar certificado policialmente que esos domicilios fueran de los delincuentes acusados del robo. Pero los dos efectivos policiales cuestionados se encargaron ellos mismos, junto a Testigo 1, 2 y 3 de ratificar los domicilios.

Luego se agregó el testimonio de un “amigo” de la víctima del robo, quien aseguró que Testigo 2 había regresado a su casa sin zapatillas y sin otras pertenencias producto del robo.

Finalmente el juez de garantías autorizó sólo cuatro allanamientos, arrojando resultados negativos respecto a los supuestos objetos robados. Pero sí se hallaron armas.

En otra causa del 21 de marzo fue el Testigo 3 el que denunció haber sido víctima de un robo en Libertad y Juncal, cometido por dos hombres y dos mujeres.

Testigo 3 lo denunció en la comisaría cuarta y el primer testigo resultó ser… Testigo 1. El caso sucedió en otra parada de colectivo y Testigo 1 volvió a “reconocer” a los ladrones.

El segundo testigo fue… Testigo 3.

La investigación fue encabezada por uno de los policías de siempre y el fiscal Lódola pidió allanamientos que el juez Tapia autorizó en su momento. Obviamente, el resultado respecto al hecho investigado fue negativo, pero se secuestraron armas y drogas.

Por último -tras la primera tarea investigativa del juez Tapia iniciada entre semana- se descubrió otra causa radicada el 22 de enero de este año y que fuera iniciada por una denuncia de Testigo 1.

Este hombre, que está vinculado a foros de seguridad ciudadana de la jurisdicción de la comisaría cuarta, denunció que en Ayacucho al 500 fue interceptado por un hombre que le robó sus pertenencias.

También, como en otras causas, aportó datos del domicilio del ladrón, a quien volvió a ver cuarenta y cinco minutos más tarde. La denuncia se la “entregó” a los dos policías cuestionados y uno los testigos fue Testigo 2. La fiscal Andrea Gómez pidió el allanamiento del domicilio, el cual fue otorgado por el juez de garantías Daniel De Marco. El resultado fue negativo.

Resolución

Ante las evidentes irregularidades, el juez Tapia realizó la denuncia en la que marcó que “estas actuaciones han tenido por objeto lograr un considerable número de registros de domicilio, accediendo a un ámbito tutelado por la Constitución Nacional en base a datos falsos, logrando inducir a engaño a los fiscales que requirieron esas medidas y a los jueces que habilitaron esos allanamientos, procedimientos en los que han participado los funcionarios policiales investigados, que como era de esperar en ningún caso arrojaron resultados positivos respecto a los presuntos delitos de acción pública denunciados, pero que permitieron servir de expediciones de pesca para el hallazgo de otros elementos de cargo para formular imputaciones penales y que han servido para la producción de estadística policial de presunta eficacia en el control de la criminalidad”.

Por todo esto, se inició la investigación penal y el juez Tapia dio intervención al Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, con el objeto de llevar adelante las actuaciones administrativas de rigor y notificar también al jefe departamental de Mar del Plata.

También el juez decidió enviar copia al presidente de la Cámara Penal y Garantías de Mar del Plata, al fiscal general departamental, a la defensora general departamental, así como a los fiscales y jueces de garantías que intervinieron en las investigaciones mencionadas. Finalmente, en función de la gravedad de los hechos denunciados, se libró copia de lo actuado a la Secretaría de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires y a la Comisión Provincial por la Memoria, Comité contra la Tortura.