Una banda de jóvenes atacó a golpes e hirió a dos gendarmes


Diario Regional de Pilar

Dos efectivos de Gendarmería Nacional resultaron golpeados y heridos por una patota cuando realizaban una recorrida rutinaria en la localidad de Zelaya. El grupo de atacantes comenzó a vociferar y provocar cuando los servidores públicos quisieron identificarlos. Los vándalos se resistieron y los atacaron con patadas, golpes de puños y otros elementos contundentes, para luego darse a la fuga.

Los efectivos heridos fueron atendidos en un centro de salud local. Horas después se logró identificar a los agresores, quienes fueron demorados por algunos minutos y liberados posteriormente.

Entre ese grupo atacantes se encontraban dos sujetos quienes en compañía de otros, hace unos meses atrás, atacaron y destrozaron gran parte del destacamento policial local.

Las fuentes policiales aseguraron que el violento hecho aconteció cerca de las 17 del viernes último en la intersección de la calles Maderna, entre Carrión y Luexes.

Un grupo de efectivos de Gendarmería Nacional recorría la zona referida. En determinado momento al llegar a ese lugar, un grupo de entre 6 y 8 sujetos que se encontraban en la vía pública, al ver la llegada de los uniformados comenzaron a insultarlos.

Ante la agresión verbal los efectivos intentaron identificarlos pero se encontraron con una férrea respuesta provocadora y desafiante por parte de la banda. En pocos segundos el grupo de desconocidos comenzó a atacar con empujones y agresiones.

Luego proliferaron las patadas y los golpes de puños contra los gendarmes. El ataque fue rápido y violento y finalizó con algunos de los uniformes de los guardianes del orden desgarrados y hechos girones. En momentos que otro grupo de gendarmes llegaba al lugar para dar apoyo a sus compañeros, el grupo agresor se dio a la fuga en una desbandada en varias direcciones.

El resultado de este singular ataque fue de dos gendarmes golpeados y lesionados. Uno de ellos tiene 35 años de edad y el otro de 42. Ambos fueron llevados hasta un centro de salud local para su atención, corroborándose que padecieron diferentes golpes producto de las patadas, y múltiples excoriaciones en sus miembros superiores, como así también cortes en sus rostros.

Lo cierto es que como consecuencia de lo ocurrido, efectivos policiales del destacamento local con el conocimiento de las vestimentas y fisonomías de los atacantes, comenzaron una intensa búsqueda por los alrededores hasta que lograron dar con cuatro de ellos.

Al ser identificados se comprobó que todos tienen entre 19 y 21 años de edad. Dos de ellos son los mismos que integraban un grupo de “patoteros” que en la segunda quincena de enero pasado atacaron a pedradas y a palazos un patrullero y el edificio del referido destacamento, dejándolos con importantes destrozos.

En esa oportunidad, los mismos fueron aprehendidos y en pocas horas fueron liberados, exactamente lo mismo que ocurrió en esta última circunstancia del ataque a los gendarmes.

Es que una vez que prestaron declaración testimonial los violentos jóvenes quedaron en libertad por orden de la fiscalía interviniente, ya que la causa fue caratulada como “resistencia a la autoridad, lesiones y amenazas” y éstas justamente, son excarcelables. No obstante las mismas fuentes policiales señalaron que todos continúan procesados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s