Masacre: secuestraron ropa, zapatillas y llaves en la vivienda de Martínez


Hoy de La Plata

El lugar ya había sido allanado el domingo, pero el fiscal resolvió revisarlo de nuevo. El calzado encontrado probaría que Martínez calza 42 y no 41, como dijo. Dudas y sospechas

El fiscal Alvaro Garganta encabezó ayer un nuevo allanamiento en la casa del único imputado por la masacre en La Loma, Osvaldo Emir Martínez (27). Acompañado por los hombres del Gabinete de Homicidios de la DDI La Plata, peritos de Policía Científica y también los abogados que representan a familiares de las cuatro víctimas (algo poco habitual), ingresó en el domicilio alrededor de las 17 y dio por concluido el registro poco antes de las 19. Ese chalecito ubicado en 156 entre 525 y 526 ya había sido requisado el domingo pasado, cuando demoraron a Martínez, pero se resolvió regresar en busca de nuevos elementos que ayuden a salvar algunas dudas que surgieron con el avance de la investigación.
Fuentes policiales y judiciales confirmaron que del lugar secuestraron “una bata con manchitas rosadas que podrían ser de sangre, una remera similar a la que mencionaron varios testigos y una llave tipo Trabex”. ¿Qué cerradura abre? Los mismos voceros dijeron no tener por ahora la respuesta, pero quieren saber si se corresponde con la de la puerta de acceso al PH donde vivían y fueron asesinadas Bárbara Santos (29); su madre Susana de Bártole (63) y su hija Micaela Galle Santos (11). La cuarta víctima fue Marisol Pereyra (38), quien a las 0.20 del domingo llegó a ese departamento de 28, 41 y 42 con la idea de invitar a salir a Bárbara o a Susana y también
terminó asesinada a golpes y cuchilladas.
Que esa llave sea de esa puerta sumaría otro indicio importante, ya que los testigos interrogados en sede policial coincidieron en decir que nunca vieron a Martínez ingresando por su cuenta al PH. “Siempre tocaba el timbre o llamaba por teléfono para que Bárbara le abriera”, dijo una fuente de la investigación. Pero en el allanamiento de ayer secuestraron algo más: un par de zapatillas del número 42. Los voceros consultados por Trama Urbana se cuidaron en aclarar que “el dibujo de la suela no es igual al de las huellas con sangre halladas en el pasillo del edificio”
-según dijeron, éstas tienen los “redondelitos más grandes y separados que las encontradas en la casa de Martínez”-, pero probarían que calza 42 y no 41, como planteó en su declaración indagatoria del lunes. Y los peritos estimaron que esa es la medida de las pisadas que quedaron en la escena.
El fiscal también quiso volver a la casa de Melchor Romero para reconstruir cómo pudo ingresar “Alito” su Fiat Uno de color blanco alrededor de las 2 de la mañana del domingo, teniendo en cuenta que él ya declaró que a esa hora lo entró, después de cenar solo y mirar una película en el cable (ver página 18). Un vecino aseguró que “entre las 2 y las 3 de la mañana” de ese día lo despertó un ruido: “Miré por la ventana de mi casa, era el vecino de enfrente, que estaba manipulando el auto, creo que es de color blanco, las luces estaban encendidas y alumbrando hacia el portón”, contó.
Tras aclarar que los árboles de su casa no le dejaron ver “al que se bajó”, detalló que sí lo vio abrir “violentamente el portón de chapa, es más, creí que se lo había llevado por delante”. Y cuando le preguntaron si eso era habitual, respondió: “No, nunca abre el portón así, por eso me llamó la atención, en realidad pensé que se trataba de un choque, lo que en la calle se denomina un beso entre dos autos”. No hay dudas de que ingresó el Uno a esa hora; pero, si estaba adentro, ¿no es más fácil salir a la calle, encender el motor y abrir el portón que hacer la operación inversa, desde el interior de la propiedad?
Otra pregunta, de las muchas que esperan respuesta.

“Al menos cuatro vecinos” ubican su coche en la escena

Por estas horas se aguardaban los primeros informes de las compañías de celulares que ayudarían a establecer dónde estaba el acusado al momento en que ocurrió la masacre, siempre que en ese horario se haya activado su teléfono, claro está. Entre su casa y la de su novia, donde se ejecutó el cuádruple femicidio, hay diez kilómetros de distancia y dos antenas distintas. Y ya habría un informe preliminar que lo complica (ver página 18).
Más allá de que el fiscal Alvaro Garganta dijo más de una vez que “se van a investigar todas las hipótesis”, en referencia a las que propuso el defensor de Osvaldo Martínez, Julio Beley, lo cierto es que la pesquisa se orienta básicamente en un sentido: la responsabilidad del novio de Bárbara, este joven de 27 años que es cinturón negro de karate do, trabaja en YPF y estudia Ingeniería.
Recién el lunes se conocerían los primeros resultados de ADN sobre evidencia secuestrada en la escena y analizada en la Asesoría Pericial, sobre todo el palo de amasar y la cuchilla que habrían sido usadas para matar a las víctimas.
No obstante, distintas fuentes con acceso a la causa repiten que ”hay muchos elementos que comprometen a Martínez, más de los que trascendieron públicamente”. Sin revelar esa información por ahora reservada, dijeron que “hay por lo menos cuatro vecinos que ubican el Fiat Uno del acusado en la cuadra del hecho al momento en que ocurrió”, y desmintieron que las doce cámaras callejeras no registraran el paso de ningún vehículo de esas características entre las 0 y las 3 de la mañana del domingo. “Se ven pasar varios Fiat Uno de color claro, pero no se llega a ver la patente de ninguno”, explicaron.
Los pesquisas también especulan con que los peritajes psicológicos y psiquiátricos que se le están realizando al imputado podrían ser “muy esclarecedores”, dijo una alta fuente del caso.

“Mi hijo es un perejil, totalmente inocente”

Horas después de que su mujer y dos de sus cuatro hijos salieran a defender públicamente a Osvaldo, su padre, Daniel Martínez, dijo lo suyo: ratificó que el joven “no es” asesino, sino un “perejil, totalmente inocente”.
El hombre aseguró estar “arrumbado” por la muerte de la novia del “Alito”, Bárbara Santos, y las otras tres víctimas de la masacre de la calle 28, pero aclaró que su hijo “no es (el asesino), no tiene nada que ver”. Daniel Martínez explicó que el imputado “estaba muy enamorado” de Bárbara, no sin analizar que alguien que comete ese tipo de homicidios “lo primero que hace es bañarse” y él “no se bañó siquiera, del cumpleaños de la novia el 26 de noviembre estaba con la misma ropa que el día anterior”. También destacó que su hijo no lavó el auto, donde se hallaron restos de sangre que Martínez adjudicó al hecho de haber trasladado carne para un asado en los días previos.
Daniel Martínez, de profesión chapista, remarcó: “Mi hijo, como se dice en la jerga, es un perejil. Lamentablemente él es el novio de la chica, pero no tiene nada que ver, en absoluto” y “no le hace falta ninguna coartada”. Daniel se mostró optimista y confiado en que “Alito” saldrá en libertad y ”va a estar antes de Navidad” con la familia.
El padre del imputado comentó que siente “mucha bronca e impotencia, y arrumbado por el tema de estas chicas”, pero se manifestó molesto “por el tratamiento que se le está dando desde el punto de vista mediático y la sociedad. A los diez minutos de que hayan descubierto este caso ya estaba el nombre de mi hijo en la pantalla” de TV, puntualizó.
Respecto al brazo con moretones de Osvaldo, su papá insistió en que “le sacaron sangre” en su lugar de trabajo y por eso le quedaron esas marcas; y en cuanto a los rasguños que tenía, aseveró que fue por jugar con “una perrita”. Para Daniel, puede probarse que “Alito” “no estuvo” en el lugar del hecho a través del análisis de llamados telefónicos y de otros peritajes.
Consultado sobre los conocimientos de karate de su hijo, Martínez explicó que “hace cinco años que ni hace ejercicio” e ironizó: “¿El que practica un arte marcial es un asesino?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s