Le pegaron tres tiros pero antes de morir dijo el nombre de su asesino


Online-911

La víctima es Alexis Céparo. Tenía 22 años y fue asesinada el sábado pasado en Cerrito, una pequeña población de Entre Ríos. El principal sospechoso es Adrián Molaro, un ex compañero de escuela que tiene pedido de captura nacional e internacional.

El crimen de un joven de 22 años en Cerrito, una pequeña localidad de Entre Ríos, despertó una enorme conmoción. Alexis Céparo -de él se trata- fue asesinado de tres disparos el sábado pasado y antes de morir llegó a decir que su agresor fue un ex compañero de escuela.

Fuentes policiales reconocieron que el principal sospechoso fue identificado como Adrián Molaro, sobre quien pesa un pedido de captura nacional e internacional.

Los voceros confiaron que Molaro habría abandonado su auto en la Terminal de ómnibus de La Paz, Entre Ríos, y que podría haber abordado un micro en dirección a la provincia de Corrientes.

En el interior del coche, los investigadores hallaron tres armas calibres 40 y 44.

Según las pericias los proyectiles que mataron a Céparo son de una Magnun 44 Smith and Wesson, similar a la que mostraba el sospechoso en su perfil de Facebook.

Una de las armas encontradas en el auto tenía tres balas que habían sido disparadas.

Según sus allegados, Molaro trabaja en una empresa de construcción, es poco sociable y muy solitario. Vestía siempre de negro o con colores oscuros y pasaba muchas horas encerrado.

Por su parte, el padre de la víctima aseguró que su hijo era “un pan de Dios” y “no tenía maldad con nadie”.

“Estamos sufriendo una película de terror”, declaró Luis María Céparo, quien agregó que “estamos como un sueño, no terminamos de despertar”.

El hombre confirmó que su hijo, antes de morir en el hospital de Paraná donde fue internado tras ser baleado, confirmó que la persona que lo agredió era Adrián Molaro, sobre quien pesa una orden de captura nacional e internacional.

En declaraciones a TN destacó que confía en la Policía y que quiere dormir tranquilo: “Confiamos que la policía pronto, pronto llegue a dar con su paradero para que se haga justicia. Nosotros solamente queremos que mi hija, mi familia, mis amigos, mi pueblo pueda dormir tranquilo toda la noches”.

Además, enfatizó que Alexis nunca le había comentado que hubiera tenido una discusión con el presunto agresor: “No tenía maldad con nadie. Estamos sufriendo una película de terror”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s