Asalto violento y cuantioso robo en una distribuidora


La Voz del Pueblo de Tres de Febrero
La víctima fue el proveedor de cerveza de la Fiesta del Trigo, en su local de avenida Rivadavia 1150. Ocurrió a las 14 del sábado y golpearon al encargado y a otros dos empleados
Tres delincuentes armados y encapuchados irrumpieron en la sucursal de la firma distribuidora de bebidas Comercial de los Arroyos y se llevaron lo recaudado hasta ese momento en la venta de cerveza de la Fiesta Provincial del Trigo, evento del que eran proveedores exclusivos. El hecho, que ocurrió en la tarde del sábado en el galpón de ventas ubicado en la avenida Rivadavia 1150, pero trascendió ayer de manera extraoficial, fue informado por los gerentes regionales de la firma marplatense Comercial del Mar, Cristian Urien y Carlos Dematteis, quienes prefirieron reservarse el monto de lo sustraído, aunque confirmaron que era “una importante suma de dinero en efectivo”.
Los asaltantes, que actuaron con celeridad, redujeron al encargado del lugar, Raúl Doglioli, quien ya había sido víctima de un hecho violento de similares características hace poco menos de un año (ver recuadro) y, al igual que otros dos empleados, fue reducido, amenazado y golpeado por los delincuentes. Al mismo tiempo, uno de los otros dos trabajadores sufrió cortes en el rostro y el restante fue golpeado hasta que entregó los 1000 pesos que había retirado de un cajero automático para pagar sus cuentas personales.
“No me sorprende lo que pasó, porque venimos de Mar del Plata, donde hay mucha violencia. Sin embargo, acá la cosa parece más grave”, comparó Cristian Urien en el inicio de una charla con LA VOZ DEL PUEBLO al referirse a su vivencia en Mar del Plata y nuestra ciudad, donde están desde abril de 2010.
En ese lapso, los empresarios ya sufrieron tres hechos delictivos, dos de ellos de carácter violento, “éste y el segundo hecho, donde a Raúl (Doglioli) también lo mataron a palos, son los peores casos”, recordó Urien, gerente general de la firma, antes de agregar que, “hubo una sumatoria de muchas cosas que favorecieron a los ladrones”.
En ese sentido, el responsable de la empresa hizo alusión a los hechos vividos en la jornada del sábado, “estaban todos los camiones repartiendo, cuando aparecen tres delincuentes armados y encapuchados que entraron por una ventana cuando había tres personas acá. Redujeron a dos, los amenazaron, luego los golpearon y después fueron por Raúl (Doglioli), que trató de llamar a la policía, pero actuaron muy rápido”, comentó.
Tras eso, Doglioli cerró la puerta de su oficina porque alcanzó a ver que venían los delincuentes, pero le rompieron el acceso a patadas y, una vez adentro, lo amenazaron para que abra la caja fuerte, “él (por Doglioli) llegó a apretar un botón de pánico pero no funcionó”, comentó Carlos Dematteis.

“Eran jóvenes”
De acuerdo al comentario de Carlos Dematteis, gerente de ventas de Comercial del Mar, los delincuentes “eran personas jóvenes”, “por la agilidad que exhibieron saltando por las ventanas y la rapidez con la que se movían, puede notarse que eran personas jóvenes, de entre 20 y 30 años”, estimó.
Mientras cometían el atraco, a dos de las víctimas las metieron en el baño, al tiempo que Doglioli estaba amenazado para abrirles la caja fuerte.
A pesar de la seguidilla delictiva que vienen soportando en poco tiempo, ambos ejecutivos coinciden en que “no piensan en irse”.
“Nosotros vinimos a instalarnos a esta ciudad porque nos parece gente buenísima. Además, hemos establecido una excelente relación con la comunidad y el municipio, que en los dos años consecutivos ya nos dió la Fiesta del Trigo para vender y expender cerveza, entonces un poco nos preguntamos por qué puede pasarnos esto, con tanta violencia, aunque nunca pensamos en irnos”, afirmó Dematteis antes de comentar en el cierre, “tuvimos mucha mala suerte, porque nunca hay esa cantidad de plata acá. De todas maneras, esto no fue al voleo, aunque creo que el chorro no puede creer lo que se llevó”.

La misma víctima en un caso parecido

Una de las víctimas del pasado sábado había sufrido un hecho similar el lunes 11 de julio de 2011, cuando Raúl Doglioli, de 44 años, fue interceptado por un sujeto que cubría su rostro y estaba armado con un elemento contundente. En aquel momento, el malviviente, sin mediar palabra, le propinó varios golpes en el rostro al damnificado, a quien le sustrajo elementos personales y le provocó lesiones que obligaron a su traslado a Mar del Plata, donde se sometió a una intervención quirúrgica de reconstrucción de rostro.
El sábado, a poco menos de un año de aquel dramático episodio por el cual nunca hubo detenidos ni sospechosos, Doglioli volvió a sufrir la violencia en su lugar de trabajo y todo indica que el desenlace también será parecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s