Por los asaltos, cada vez más juninenses instalan alarmas en comercios y hogares


Democracia de Junín

Frente a los robos, muchos vecinos optan por instalar sistemas de seguridad integrales. En las empresas consultadas por este diario admiten que aumentó la venta de alarmas sofisticadas.

Entrar rápido el auto al garaje. Dejar una luz prendida. Retirar las boletas, cartas o volantes que se acumulan debajo de la puerta de calle y revelan la ausencia de moradores. Cambiar las cerraduras al mudarse a una propiedad alquilada.
Al parecer, todos estos clásicos consejos quedaron un tanto obsoletos y la sensación de inseguridad amaga con transformar a las viviendas en verdaderas fortalezas equipadas con la última tecnología contra el delito.
Es que, pese a que los índices delictivos se mantienen estables en Junín, y, según fuentes policiales, se producen unos 60 hechos prevenibles por mes, el mercado de seguridad hogareña parece ir en aumento.
¿La tendencia? Transformar las casas en refugios inteligentes, alarmas que se activan ante la presencia de extraños y sensores de movimiento conectados en forma inalámbrica con la central de monitoreo.
Así, estos dispositivos que cada vez son más sofisticados han dejado de ser medidas de protección sólo de bancos y joyerías. Por los robos, cada vez más vecinos instalan sistemas de seguridad integrales en sus hogares.
Según afirman los expertos en el tema, una vez que están cubiertas las necesidades básicas, en la clase media aparecen las necesidades de segundo orden, entre ellas, la seguridad. Y cuanto más crece el poder adquisitivo, la gente más siente que debe cuidar lo que tiene. Y si no le alcanza la seguridad que le ofrece el Estado, empieza a contratar seguridad privada.
Alejandro Villegas, supervisor de Raster Security, afirmó a DEMOCRACIA que “hay un incremento notable en la venta de equipos”. Y agregó: “Si lo comparamos con febrero de 2011, estamos en el orden del 40 por ciento, tanto para interiores como para exteriores, en comercios y domicilios particulares”.
Según Villegas, el movimiento de nuevos usuarios es constante. “La gente viene decidida a contratar el servicio de alarma como hace varios meses no sucedía, prefieren invertir unos pesos en la seguridad de sus bienes y viajar tranquilos o salir, aunque sea por un par de horas, de su casa sin miedo”.
Es que “el efecto de las vacaciones se hizo notar, mucha gente no se quiso ir sin tener resguardada la casa”, aseveró.
Los especialistas aseguran que todos los sistemas de seguridad se complementan. Las rejas sirven para impedir que el ladrón ingrese a la propiedad y se recomiendan para las casas, especialmente las que lindan con terrenos baldíos. En los edificios, se colocan en los pisos que suelen ser más tentadores para los ladrones: en los primeros o en los últimos. También en aquellos que lindan con obras en construcción.
“No es muy feliz decir que nuestro negocio crece con los robos. Ojalá nunca haya asaltos, pero bueno, las alarmas son necesarias para disuadir a los ladrones, y gracias a ellas muchos vecinos se han evitado un mal momento”, coincidieron en las empresas de seguridad consultadas.
Rubén Bower, jefe de seguridad de Excel, afirmó que “la demanda de la gente es continua y eso denota que existe una fuerte sensación de inseguridad. Lo percibimos todos los días, pero de un modo más específico se trasluce en el incremento en el índice de ventas, que alcanzó el 25 por ciento con respecto al año pasado”.
El producto con más salida es el tradicional con monitoreo y servicio de acuda (consistente en patrullajes a cargo de la empresa), que hoy por hoy tiene un costo de 155 pesos mensuales. La opción más novedosa, que empezó a cobrar fuerza en el mercado hace un año, cuando se hizo conocida, es la asistencia con monitoreos por GPRS, que tiene un valor de 180 pesos mensuales.
“El comunicador GPRS utiliza la red GSM y los teléfonos disponibles provistos por las compañías de telefonía celular con el beneficio de tarifa plana, con facturación por paquetes de datos”, explicó.
Y añadió: “No utiliza la línea telefónica como medio principal de comunicación, sino que está en permanente comunicación de datos por la red GPRS siendo en estos casos la línea fija el respaldo del sistema. Los fines de semana es cuando más tarea tenemos por la activación de alarmas”.
En tanto, Fabián Garay, encargado de ventas de Alarmas Noroeste, afirmó: “Trabajamos más con empresas y grandes estructuras que con domicilios particulares. La demanda sigue siendo la misma desde hace cinco meses. Si bien se complicó todo por las importaciones y los precios subieron un poco, el que tiene plata, compra. Entonces podemos decir que se sigue trabajando normalmente”.
“Lo que más requiere la clientela son equipos con monitoreo y el sistema particionado, es decir, aquel que permite controlar diferentes ambientes de un edificio a la vez, comandados desde un panel único”, indicó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s