CLARIN Por la inseguridad, se van del country donde viven


Por Liliana Caruso
Un club de campo de Carlos Keen, en Luján, sufrió el cuarto asalto en un mes y medio. Una banda copó la guardia, fue a distintas casas y tomó a sus ocupantes de rehenes. Muchos decidieron mudarse. Veintisiete vecinos estuvieron 4 horas cautivos
04/04/12

Fueron más de cuatro horas de terror en un country de Carlos Keen, partido de Luján, que provocaron un auténtico éxodo . Cerca de las diez de la noche del domingo, al menos seis delincuentes coparon el predio, mantuvieron cautivos en una casa a 27 rehenes –menores y mayores–, saquearon cuatro propiedades y escaparon en la camioneta de una de las víctimas. El episodio – el cuarto asalto que sufren los vecinos en un mes y medio – hizo que la mayoría de las familias decidiera abandonar el lugar para mudarse a lo de familiares o amigos.

“Vinimos a este lugar buscando una vida campestre, tranquila, con otro aire para nuestros hijos. Y nos corrió el miedo. Acá jamás había pasado algo así. No podemos creer esto, que los ladrones nos corran de nuestras propias casas”, aseguró a Clarín
Jimena, una de las víctimas. La mujer, que vive en la zona de Luján desde hace 20 años, ya había sufrido un robo en su casa en marzo: mientras ella estaba de vacaciones, ladrones amenazaron a sus suegros y le robaron desde electrodomésticos hasta la comida que tenían en el freezer .

El de la noche del domingo fue el golpe más violento de los que se vivieron en las 100 hectáreas del club de campo “La Cecilia”, ubicado en el kilómetro 72 de la Autopista del Oeste. Comenzó a las 22 y terminó pasada las dos de la mañana del lunes. En esas cuatro horas, los ladrones coparon el predio y redujeron a dos custodios (a uno en la garita de entrada y al otro, mientras hacía un rondín). Una vez que los dominaron, usaron a uno de ellos como escudo para ir al lote 38. Ahí tomaron cautivos a los dueños de la casa: Diego Belsito (39), su mujer y su hijo de 8 años. Luego fueron a las propiedades de los lotes 19, 78 y 116. A todos los ocupantes los amenazaron con armas y los llevaron a la primera casa. En total juntaron allí 12 chicos (que no pasaban los 10 años) y 15 adultos.

Mientras dos de los ladrones mantenían amenazados a todos, el resto iba cargando el botín en la camioneta Chevrolet Blazer de una de las víctimas. Se apoderaron de más de media docena de televisores LCD, varias playstation, alhajas, ropa y al menos 20 mil pesos .

“Este asalto fue el más violento porque, además de tener a tanta gente amenazada, a uno de los dueños de casa le dieron un culatazo y le partieron la boca porque no le salía la alianza ”, contó a Clarín Adriana, una de las primeras vecinas que tuvo “La Cecilia”.

Los predios están todos vendidos, pero apenas 17 casas están construidas. El country mantiene el aire campestre.

Las víctimas contaron que los asaltantes sabían muy bien a dónde habían entrado y cómo debían moverse.

Estaban encapuchados y hablaban por handy .

“Lo que hacían era llevar a todos a una misma casa. Y después desvalijaban las otras, con todo el tiempo del mundo. De mi casa se llevaron absolutamente todo, desde electrodomésticos hasta ropa . A nosotros afortunadamente no nos hicieron nada”, señaló Guillermo, una de las víctimas, que contó que a su esposa la sorprendieron cuando estaba sola porque él había ido a buscar a sus tres hijas a otro lado.

“Los delincuentes estaban muy tranquilos” , resaltó.

Jimena, en tanto, afirmó que los delincuentes tenían datos precisos. “Decían: ‘A esa casa no vayamos porque vive Cecilia’. A la mía no entraron porque ya habían entrado el 2 de marzo y me la desvalijaron. Aquella vez fue igual: mantuvieron de rehenes a mis suegros en la casa de al lado junto a los dueños de esa propiedad y se llevaron todo. Hasta cacerolas viejas, el secador de pelo, comida, ropa de mi nene, espejo del baño…”, explicó.

Los vecinos aseguran que la seguidilla de asaltos se viene dando desde fines de febrero. El primero fue un hecho aislado: los ladrones entraron a una casa, rompieron algunas cosas y se fueron rápido. El segundo –el de la casa de Jimena– ya fue más violento . El jueves pasado, en tanto, al menos un ladrón golpeó con un arma el vidrio de la casa de una vecina. La mujer se asustó y se encerró en su habitación. El asaltante saltó por los fondos y luego se fue a robar a dos casas del barrio de enfrente.
El cuarto robo fue el domingo. Al primer lugar al que fueron los ladrones después de copar la guardia fue la casa de la mujer a la que unos días antes le habían golpeado el vidrio con el arma.

“Ahora te toca, el otro día no nos abriste” , le dijeron, según los vecinos.

Las víctimas sospechan que son los mismos ladrones los que robaron en todos los casos. Según explicaron, el domingo mientras recorrían el predio con los rehenes decían cosas como: “Acá no entremos que no hay nada, ya fuimos” .

Ayer, el fiscal de Luján Pablo Vieyra y la Policía recorrieron el predio ante la prensa. Fuentes policiales dijeron que, hasta que todo vuelva a la calma, un móvil recorrerá en forma constante el predio. Los vecinos no confían mucho y anoche planeaban reunirse con las autoridades.

“Toda la gente que vive acá permanente se fue ayer . Quedamos viviendo dos personas, no más. Anoche fue un riesgo total. Uno vino acá a buscar paz y seguridad y no hay nada de eso”, concluyó Guillermo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s