INFOBAE "Yo quiero prisión perpetua porque también es perpetua la falta de mi hijo"


Diana Cohen Agrest es la mamá de Ezequiel, el joven de 26 años que fue asesinado durante un asalto en su vivienda del barrio de Caballito, el año pasado. Hoy comenzó el juicio oral y el miércoles se conocería el veredicto. Está imputado un joven que confesó el crimen
Ezequiel Agrest, quien era hijo de la filósofa Diana Cohen, conocida también por su labor periodística, fue asesinado el 8 de julio pasado durante un asalto en Caballito, en un violento episodio por el que está imputado un joven de su misma edad, hijo de un agente de la Policía Federal.

El acusado Sebastián Pantano comenzó a ser juzgado a partir de hoy por el Tribunal Oral N° 28 de Capital Federal. Se lo acusa de homicidio criminis causa (matar para ocultar un robo), un delito por el cual podría recibir una condena de prisión perpetua.

Luego de la primera audiencia, la mamá de Ezequiel adelantó que durante los alegatos, que se realizarán el miércoles, su abogado insistirá en exigir que haya una condena a cadena perpetua.

“Nosotros pedimos cadena perpetua porque también es perpetua la ausencia de mi hijo”, declaró Diana Cohen Agrest en diálogo con C5N.

Y continuó: “Yo vengo acá en representación de una comunidad que se vio afectada por este hecho. Ezequiel somos potencialmente todos. La condena tiene que ser ejemplar para que se sepa que quitar la vida a otro no es gratis”.

El crimen se produjo luego de que un ladrón sorprendiera a Ezequiel cuando bajaba de su coche en la casa de una compañera de estudios, en el mencionado barrio porteño.

El asaltante los obligó a él y a su amiga a entrar al inmueble y los llevó a la planta alta, donde dormía el hermano de la chica. Pero cuando estaba atando con una corbata a Ezequiel, el muchacho se zafó y los dos hermanos corrieron hacia la planta baja, aunque enseguida escucharon un disparo.

Tras esto el ladrón huyó, y cuando fueron a ver qué había pasado Ezequiel yacía muerto con un tiro en el pecho, mientras que otro balazo le había rozado la cabeza. “El ladrón podría haberse escapado, pero prefirió tirar y matar a mansalva a mi hijo”, le dijo Cohen al diario Clarín.

Luego de ser detenido –en la escena del crimen dejó una mochila con su currículum– el acusado reconoció el hecho, aunque habló de un forcejeo con la víctima.

Al momento del homicidio, el acusado acababa de ser excarcelado por la Justicia de Morón en una causa por tenencia de armas. Más tarde, por ese caso lo condenaron a cinco años de prisión y hoy permanece detenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s