Penitenciario redujo a autor de violento asalto

Hoy de La Plata

Ocurrió en un supermercado de 10, 59 y 60. Un sujeto le gatilló en la cabeza al dueño del comercio. Se alzó con más de $ 2.500. En la fuga forcejeó con un guardiacárcel. El caco disparó y la bala impactó en la billetera de su bolsillo.

Un sujeto de 32 años irrumpió ayer, cerca del mediodía, a un supermercado ubicado cerca de Plaza Rocha, encañonó a los presentes, le sacó la billetera a un proveedor de tapas de empanadas y la recaudación al comerciante, a quien le gatilló al menos tres veces en la cabeza, pero, al intentar escapar, forcejeó con un sargento del Servicio Penitenciario Bonaerense y un empleado del negocio. En la pelea se le disparó el arma y de milagro no se autolesionó, y fue detenido, informaron fuentes policiales.
El violento caso ocurrió en 10 entre 59 y 60, cuando el delincuente llegó al local en una moto y enseguida le apuntó con un revólver calibre 32 a Javier, el dueño del supermercado.
Mientras eso sucedía, entró al lugar un proveedor y el asaltante le sustrajo una billetera con 2.100 pesos. A continuación obligó a Javier a meter el dinero de la caja en una bolsa de nailon y, como se le acercó un empleado del negocio, el sujeto se puso nervioso y empezó a gatillar el arma.
Las balas no salieron, el caco corrió hacia la vereda y una de las víctimas le tiró un pedazo de baldosa que le dio en la nuca al asaltante. En ese momento entró en acción Marcelo Miguens (47), un agente del Servicio Penitenciario que estaba franco de servicio.
“Escuché gritos y se dio cuenta de que uno de los protagonistas del incidente tenía un arma en la mano”, le contó Miguens a Trama Urbana. El sargento penitenciario se aproximó al lugar y ayudó a Javier y a uno de sus empleados, quienes se peleaban con el malviviente.
Marcelo detalló que “lo logré tirar al piso y le retorcí el brazo. El tipo disparó su arma y la bala le impactó en la pierna izquierda, cerca de la pelvis, pero con tanta suerte que el proyectil atravesó la billetera del proveedor, agujereó 19 billetes de 100 pesos y el cambio y se detuvo antes de ingresar al cuerpo”.
Un policía federal que custodia unas oficinas de un ente de telefónica vino con unas esposas y terminó de reducir al ladrón.
“La gente estaba alterada y empezaron a insultar y escupir al detenido. Para colmo, el tipo gritaba que el arma no era de él, que se la habíamos puesto nosotros y que quería testigos. Hasta simuló un ataque de epilepsia”, señaló Miguens.
A los dos minutos llegaron efectivos de la comisaría Novena y se llevaron al aprehendido. Los investigadores secuestraron el revólver calibre 32, el dinero robado: 2.506 pesos, y una moto marca Beta color gris.

Ya estuvo otras cuatro veces preso

El protagonista del asalto de ayer en el supermercado de 10, 59 y 60 tiene 32 años y estuvo cuatro veces preso. Ayer, por los dichos de testigos, parecía que actuaba bajo los efectos de las drogas. De hecho, empezó a gatillar el arma sin que ninguna de las víctimas ofreciera resistencia.
“Ni bien entró al comercio, miró por los pasillos entre las góndolas si había clientes y encaró al propietario”, indicó Miguel Miguens, el sargento penitenciario que colaboró para que el caco no escapara.
Miguens trabaja en la Jefatura del Servicio Penitenciario, pero antes cumplió funciones en la Unidad 9, la Escuela de Cadetes y en el Complejo Penitenciario San Martín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s