INFOBAE El carpintero reveló que el fiscal de la investigación le sugirió qué debía declarar


Néstor Altamirano, uno de los detenidos por el asesinato de Candela Rodríguez, recuperó la libertad y reiteró en Radio 10 que es “inocente” y contó que el fiscal y el defensor oficial le “aconsejaron” en un primer momento qué debía decir en el expediente, esta semana anulado
La causa por la muerte de Candela Sol Rodríguez quedó casi en foja cero luego de que la Cámara cambiara el juez y ordenara liberar a los detenidos.

Uno de los que recuperaron su libertad fue el carpintero Néstor Altamirano, quien había quedado involucrado en el caso al ser sindicado como la persona que iba a la casa donde estuvo secuestrada Candela, para darle de comer.

A 24 horas de su liberación, el hombre habló en Radio 10 y dijo que está tratando de reencauzar su vida. “Pero cuesta un poco, porque sufrí tanto, que ahora tengo miedo hasta de disfrutar mi libertad”.

Luego de reafirmar que no conoció a Candela y que iba a la casa señalada “para alimentar a un perro que vivía allí”, Altamirano hizo una confesión sorprendente.

“El fiscal me sugirió que dijera que la dueña de casa era prostituta; o sea, no me sugirió, me preguntó si era verdad, yo le dije que no sabía y él me dijo: ‘Los vecinos dicen…’. Y me agregó que había que ‘salvar el pellejo’; así que no sé qué me quiso sugerir con eso”, contó el carpintero.

Además, Altamirano reveló: “El primer defensor oficial que me pusieron, como no creía nada de lo que le decía, me aconsejó que confiese que yo iba a la casa a darle de comer a la chica (Candela), pero que no la maté, así podía ‘sacarla más barata'”.

Pese a todo, el carpintero se mantuvo firme porque sabía de su inocencia, pero todo esto le dejó algo en claro: “Yo era un perejil, no tengo duda”.

Altamirano, que al momento de ser detenido fue defendido por sus vecinos, también contó que “en el barrio me tratan muy bien, están felices, porque ellos lucharon por mí, entonces también ganaron; están contentos y quieren hacer un asado”.

De todos modos, él espera que se encuentre al culpable. “Yo sé que soy inocente y puedo caminar tranquilo por la calle, pero me gustaría hacerlo sin que alguien que no me cree me señale”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s