OBSERVATORIO PARLAMENTARIO


OBSERVATORIO PARLAMENTARIO

Desde hace unos años entendimos que podíamos colaborar con nuestra sociedad creando un “Observatorio Parlamentario”. Esto significa el control diario de las mesas de entradas de los distintos Parlamentos, para saber que iniciativas presentan nuestros legisladores que estén relacionadas con la SEGURIDAD CIUDADANA. Con la convicción que teniendo información podemos contribuir a consolidar uno de los poderes del estado, el legislativo. La responsabilidad en materia de seguridad es del ESTADO, pero a este lo conforman los tres poderes, entendemos que el Poder Ejecutivo, es el que con sus acciones y decisiones nos debe prometer un futuro mejor. El Poder Legislativo debe resolver y atender el presente legislando de acuerdo a la demanda social, y el Poder Judicial debe resolver los problemas del pasado para aportar así a la sociedad tranquilidad y paz.
Entendemos que desde la seguridad nos ocupamos del derecho mas importante “la vida” que es un DERECHO CONSTITUCIONAL al que queremos defender y creemos que lo hacemos mejor brindando información.
Y así como deseamos que el Poder Ejecutivo implemente políticas publicas, que el poder judicial sea mas ágil y actúe con la celeridad que hoy reclama la sociedad, y el poder legislativo ponga a nuestro alcance las herramientas para poder combatir el delito, estamos convencidos que la sociedad debe tener un rol protagónico en esto. El conocimiento de lo que nos esta pasando nos permite participar en forma ACTIVA, emitiendo opiniones creando consensos, buscando que cada una de las decisiones este apoyada por la mayor parte de sectores de la sociedad. Y estas son algunas de las razones por las cuales nos convencimos que informando en forma permanente los proyectos presentados por los legisladores podemos abrir una discusión para así buscar los canales de participación.
Nuestra realidad nos obliga a transformarnos en ciudadanos, conociendo nuestros derechos y obligaciones para poder ejercerlos.
Por todas estas razones creemos que nuestro trabajo de “OBSERVATORIO PARLAMENTARIO” contribuye a consolidar nuestro sistema de gobierno.
Desde el link “NOTICIAS” encontraran Uds. Los proyectos de LEY que contribuyen a la SEGURIDAD CIUDADANA y desde el link “TRABAJOS REALIZADOS” encontraran nuestras evaluaciones anuales realizadas en base a los relevamientos del Congreso y las Legislaturas.

Anuncios

Mejor Seguridad-CONSTANZA GUGLIELMI

Mas Prevención en Seguridad Ciudadana 3ra. Edad

“Creemos que la Prevención con Información es el camino para cuidarnos entre todos, a ello hay que sumar el rol que debe cumplir el Estado con Politicas Públicas en Seguridad Ciudadana.

El Delito muta constantemente y hay que aportar mucha información para que la gente no se encuentre desprevenida y pueda estar en alerta sobre determinadas formas del accionar de los delincuentes.

Desde Mejor Seguridad seguimos caminando la Pcia. de Bs. As y ayudamos con mucha prevención a mejorar nuestra calidad de vida.”

.

Desde Mejor Seguridad seguimos haciendo Prevención Ciudadana



COMO PREVENIR

NO CONFIE EN LA APARIENCIA DE LOS DESCONOCIDOS

El abusador no tiene un aspecto determinado. El preconcepto del delincuente mal vestido esta superado. Hay víctimas que fueron abordadas por personas vestidas en forma prolija y pulcra.

CAMINE OBSERVANDO LO QUE OCURRE A SU ALREDEDOR

Tanto en lugares donde se encuentre sola o donde hay más gente. Trate de no encontrarse distraída con el uso de auriculares escuchando música o desplazarse hablando por celular. Esta medida de seguridad se debe incrementar en horarios nocturnos o lugares con poca luminosidad.

MANTENGA LAS DISTANCIAS

Para el abusador el espacio es un enemigo. Necesita “cerrar el espacio” para realizar el ataque. Pruebe distintas tácticas para cerciorarse que pretende atacarla, cambie de dirección, cruce la calle, apure el paso y si persiste busque un lugar lo más concurrido posible para protegerse, solicite ayuda a personas cercanas y de ser posible a un policía o personal de seguridad .

GRITE LO MAS FUERTE POSIBLE:

Ante la inminencia de un ataque, y siempre que el resguardo de su seguridad lo permita, corra y grite lo más fuerte posible a fin de llamar la atención, ya que esto es lo que menos quiere su agresor.

TOME PRECAUCIONES EN LOS ASCENSORES Y ENTRADA DE EDIFICIO:

Si en el ascensor que usted va a abordar se encuentra una persona desconocida y con ella sola deberá subir o bajar, es preferible que no lo tome y manifieste que esta esperando a alguien. De igual forma si en el hall de su edificio esta una persona extraña y sin motivo aparente, no entre, siga de largo y si es posible en forma telefónica solicite a un familiar o al encargado del edificio que se haga presente a fin de acompañarla en el ingreso a su vivienda.

NO SE ACERQUE CUANDO LE PIDEN INDICACIONES:

Si le piden indicaciones de como llegar a un lugar no se acerque demasiado a la persono, ni le manifieste que no es de alli y no conoce la zona, es preferible ignorarlo. Si la persona se encuentra en algún vehículo obrar de igual manera.

NO ABORDAR VEHICULOS DESCONOCIDOS:

A la salida de lugares de diversión o espectáculos públicos, abordar vehículos que hayan sido contratados con anterioridad y a agencias conocidas que indicaran el vehículo, color y modelo que se presentara y si se requiere también los datos del concudtor.

NO CONCURRA A CITAS PACTADAS POR INTERNET:

Por más que se piense que se tienen cubiertas todas las medidas de seguridad (lugares concurridos y de día) estas personas que conocimos a través de la red, ya tienen todo estudiado y seremos fáciles presas de ellos. Estos individuos pueden también estar acompañados por otros que le facilitaran el someter y trasladar si es necesario a su víctima.

SALIR EN GRUPO DISMINUYE LOS RIESGOS:

Procure recordarle a sus hijas e hijos que se manejen en grupo, disminuyen notablemente los riesgos estando acompañados.

Cómo prevenir robos en el hogar

Asegurar su casa desde dentro y afuera, de día y de noche.

Asegurar las ventanas y las puertas: Se puede recurrir a censores de alarmas.

No dejar cosas valiosas a la vista desde el exterior, eliminar arbustos u otros elementos que puedan ocultar a un intruso cerca de puertas o ventanas.

Cuando se deja la casa sola, simular que hay ocupantes: luces, TV y radio. Si la ausencia será prolongada: buscar un familiar o amigo que cuide la casa, contratar una empresa de seguridad, y / o instalar un sistema de alarmas propio.

Trabajar en conjunto con los vecinos: intercambiar números de teléfonos domiciliarios, de trabajo y celulares; comunicarse qué desea cada uno que haga el otro en caso de incidente.

Que en su casa no abran la puerta a menos que la persona esté completamente identificada. No compre nada que le lleguen a ofrecer a la puerta; no abra para entregar donaciones solicitadas por desconocidos, e instruya a su familia para no recibir paquetes o entregas inesperadas.

Los delincuentes prefieren operar de noche. Si su zona se ha vuelto muy riesgosa y tiene hijos menores que deben o quieren salir, es tiempo de hablar seriamente con ellos y adoptar medidas de mutuo acuerdo

Publicar sus fotos o las de su familia en Facebook, My Space o similares puede ser divertido, pero no publique fotos de viajes, de los automóviles de la familia, de su casa o de sus actividades ordinarias. También vigile lo que están publicando sus hijos.

Seleccione con cuidado al personal que trabaja en su casa, evite las rutinas, cambie caminos y horarios. Al llegar, antes de detener el auto observe la calle, si nota la presencia de alguien sospechoso no se detenga. Pida ayuda, llame al 911

Si vive en edificios: Establecer de mutuo acuerdo mínimamente 5 pautas de seguridad para todo el consorcio.

Cierre siempre con llave la puerta de entrada al mismo, no accione el portero eléctrico si no ha verificado de quién se trata, no circule solo por las cocheras y al entrar o salir avise al portero o familiar. Recuerde que el ascensor es un lugar aislado y sin alternativa de fuga, resuelva las dudas siempre a su favor: si sospecha que es un delincuente entonces es un delincuente.

Cómo prevenir robos en la calle o estacionamientos

Camine observando todo lo que ocurre a su alrededor, si ve alguien sospechoso observe sus manos y si es posible sus ojos. Para el delincuente el espacio es su enemigo por ello necesita acercarse para realizar el ataque. Trate de mantenerse siempre 20 metros entre Ud. y el sospechoso, cambie de vereda, busque ayuda y un lugar donde protegerse. Si logra abordarlo no corra ni se resista.

Nunca preste su celular a un desconocido en ningún lugar y por ningún motivo si lo pierde o se lo roban, denuncie de inmediato a su compañía, podría ser víctima de un secuestro virtual.

Al tomar un Taxi pida siempre el servicio de taxi a domicilio, verifique que el número coincida con el que le dieron en la empresa y que el vehículo tenga el número en la puerta. No permita que el taxista tenga conversaciones a través del radio teléfono. Si toma un taxi en la calle, elija los taxis que ya vienen circulando y no los que se arriman o detienen buscando su llamado. Sólo detenga taxis que estén bien identificados. Tenga precaución con los primeros de las filas en zonas bancarias también son peligrosos.

Siempre que suba a un taxi verifique el certificado o credencial, donde figuran los datos del taxista, su foto y la tarifa. No le de charla ni información sobre nada. Pídale al conductor que trabe las puertas y cierre los vidrios.

Al ir a un restaurante o símil, evite estacionar en lugares externos y sin vigilancia. Si por fuerza mayor debe hacerlo en un estacionamiento externo, asegúrese de no bloquear la salida de otros vehículos o estacionarse frente a garajes. Si un desconocido pretende ubicarlo a través de la placa de su vehículo, no se identifique de inmediato, no salga a exponerse sin saber de que se trata. Si tiene que salir, adopte medidas de seguridad y pídale a sus acompañantes que estén atentos a cualquier situación extraña.

Al estacionar saque siempre la llave de contacto, no deje objetos a la vista ni las llaves de su casa, no permanezca dentro del auto estacionado. Si al volver desconfía de algo o alguien pase de largo, evalúe la situación y llame al 911. Si observa algún desperfecto que le impida ponerlo en marcha, no intente arreglarlo llame a un auxilio de confianza.

Evite las compras en los semáforos, se acercan y si el auto es “interesante” lo marcan y al siguiente semáforo le roban, trate de mantener el auto a la derecha de la calle o en el carril central, los ladrones atacan por el lado izquierdo. No se distraiga, un auto parado es un blanco fácil.

Salideras bancarias: No abra su cartera frente al cajero, dejando ver sus tarjetas o dinero. Hay cajeros que forman parte de bandas delictivas, señalan a las victimas y las abordan afuera o en el estacionamiento. Si nota algo extraño o que la están observando busque ayuda o llame al 911. No se exponga.

Cómo prevenir robos en las autopistas o rutas

No salir sin tener información:

Números de peajes, ubicación de las estaciones de servicio, desvíos, sitios de riesgo, el estado de la vía y la situación de orden público en las zonas por donde se va a desplazar.

Controle las condiciones del vehículo, su equipo de emergencia. Mantenga los vidrios siempre cerrados o muy poco abiertos. Las puertas deben estar siempre trabadas. Si

observa por el espejo retrovisor que las personas del auto de atrás tienen aspecto sospechoso, no se detenga. Diríjase a un lugar concurrido, donde haya policías o personal de seguridad.

Por más inhumano que parezca no ayude ni se detenga de noche o en lugares desiertos, llame por teléfono a la policía (101) y dé los datos de donde está la persona que necesita ayuda, no deje de ayudar pero no se detenga.

Si le arrojan piedras trate de continuar la marcha hasta un peaje, si le cruzan un vehículo pare. Si cae algo líquido en su parabrisas no conecte el limpia-parabrisas, hay un tipo de resina que al volcarse sobre un vidrio y desparramarse forman una película opaca que obligan al conductor a detenerse.

Conduzca en buenas condiciones: evitar el volumen exagerado de música, la nicotina, la cafeína, y el alcohol. Evite discusiones, alterarse y conducir con sueño.

Recuerde que el dispositivo de seguridad más eficiente es uno mismo

Ante un robo no se resista y opere de la siguiente forma:

Tenga calma y pida calma, no les mire la cara, obedezca rápidamente, informe lo que va a hacer, no haga ningún movimiento que los ponga nerviosos. Un delincuente sacado o con miedo reacciona de forma impredecible.

El objetivo principal es sobrevivir al asalto, las personas asaltadas que salen vivas ven el día siguiente, las personas muertas no.

Evite toda situación que pueda exponerlo a riesgos, ignore las provocaciones en el tránsito, en los bares y locales de baile. Esto es signo de inteligencia y no de cobardía. No hay nada más valioso que la vida.

Para enfrentar los fenómenos delictivos y de violencia, hay que ser solidarios como comunidad, y asumir una cultura de prevención de acuerdo a nuestros riesgos como una norma de vida.

PROGRAMA DE CAPACITACION DE SEGURIDAD CIUDADANA

Programa de Capacitación de Promotores de Seguridad Ciudadana

Por Constanza GUGLIELMI

Provincia de Buenos Aires, SEPTIEMBRE de 2010

1) Concepto
El Programa de Promotores de Seguridad Ciudadana tiene como objetivo principal capacitar, informar y entrenar a integrantes de la comunidad en temas relacionados con la seguridad ciudadana, entendida como la situación de máximo resguardo y mínima vulnerabilidad de las personas y los bienes muebles e inmuebles, frente a todo tipo de amenazas. El Programa ofrece entrenamiento a los ciudadanos para abordar proactivamente diversas situaciones potenciales o puntuales que afecten la seguridad de la persona, la familia y la comunidad. Por sus características, el Programa está diseñado bajo la modalidad taller y está orientado a público adulto.
Además, está concebido para que los promotores repliquen a la comunidad el conocimiento adquirido mediante charlas, presentaciones, eventos y despliegue de conocimientos en situaciones usuales de la vida cotidiana. La meta permanente es la circulación de la información y el compartirla con más integrantes de la comunidad, a los efectos de generar un círculo virtuoso cada vez más amplio.
Una vez concluido, el participante obtiene un certificado que lo acredita como Promotor de Seguridad Ciudadana. Con esto, puede organizar grupos de personas, ya sea de su familia, sus vecinos, la escuela, el trabajo o su ámbito de vida, y seleccionar temas que estima deben ser abordados y desarrollados con la asistencia del Programa.
Nuestra intención es que las personas aumenten su conocimiento sobre valores, técnicas y métodos de comportamiento para promover el desarrollo de sociedades abiertas, tolerantes y seguras. Los ciudadanos así capacitados están facultados para replicar lo aprendido en sus comunidades, actuar con la máxima eficacia posible ante situaciones de crisis, operar como actores de prevención, mediar ante conflictos comunitarios, etc.

2 ) Objetivo
El Promotor de Seguridad Ciudadana conocerá los distintos aspectos que convergen en la cuestión, desde una perspectiva amplia, coherente y práctica. Todos los conocimientos adquiridos lo posicionarán para el manejo de situaciones de crisis. Sabrá qué hacer ante una emergencia; tendrá una comunicación eficaz con la policía, los bomberos, las emergencias médicas y la asistencia ante catástrofes( Defensa Civil/Guardia de Auxilio); detectará casos de abuso deshonesto, violencia contra la mujer, prevención del crimen, negociación y manejo de conflictos comunitarios; conocerá las herramientas para el tratamiento de adicciones y abuso de drogas y alcohol; distinguirá los distintos tipos de delitos contemplados en el marco jurídico; conocerá la normativa y los procedimientos en seguridad vial; sabrá ejercer el derecho de petición, etc.
Si bien el apoyo institucional es necesario, las redes sociales, y por ende el capital social, pueden jugar un papel fundamental como instrumento en el proceso de Seguridad Ciudadana. Por cierto, uno de los vectores centrales del Programa es la construcción de redes de promotores de Seguridad Ciudadana. En efecto, podemos entender a las redes sociales como el conjunto de relaciones interpersonales que se generan entre diversas personas, que pueden proporcionarse información y ayuda en diversos aspectos, enriqueciendo de esta manera la información y las relaciones
colectivas. Estas estrategias promueven la resolución comunitaria en un sinfín de situaciones problemáticas; y manejan información sobre ayudas institucionales o derechos, como también pueden servir de apoyo a la comunidad, asistencia en la búsqueda de soluciones, etc.

3) Implementación del Programa
Definimos las fases de programa de esta manera:

3.1. Identificación de la población objetivo del proyecto
Se determinarán las ciudades/localidades en las que habrá de desarrollarse el taller de capacitación y el total de personas adultas que habrá de participar en calidad de aspirante a Promotor de Seguridad Ciudadana.

3.2 Identificación del personal afectado
En función de las necesidades observadas de la población, se seleccionará el personal que prestará servicios en el proyecto, así como también se determinará si es necesaria la intervención de otros Organismos, ya sean públicos o privados, o la presencia de algún especialista en algún tema específico.

3.3 Recursos materiales
Se establecerán los recursos físicos, insumos, material didáctico, etc. Que habrán de utilizarse y brindarse a los cursantes en los distintos talleres.

3.4 Talleres
Los talleres pueden contar con un Coordinador civil y personal de las fuerzas de seguridad, encargado de impartir las charlas y brindar respuestas específicas a las comisiones de cursantes. Decidida la conformación del grupo de trabajo, se elaborarán talleres de capacitación, debate e intercambio de ideas, experiencias y roles con el objetivo de lograr las metas trazadas.
Es necesario, asimismo, que los cursantes cuenten con un equipo al que recurrir en caso de tener alguna inquietud específica o denuncia específica.

3.4. Monitoreo
Una vez lanzado el Proyecto, se harán encuestas periódicas con miembros del grupo, o con el/la interlocutor/a de la red de promotores de seguridad ciudadana que se construya, a fin de verificar los resultados. Todos aquellos aspectos que impliquen un cambio cultural real, como el acceso a una mayor seguridad o avances en la erradicación de la violencia de género, requerirán seguramente de un período de tiempo más prolongado.

3.5 Plazos de ejecución.
Presentamos a continuación los tiempos estimados de implementación de las distintas fases del proyecto:

Ø Para distinguir a los actores implicados en el proyecto y la preparación de los contenidos, material didáctico, etc. de los talleres: veinte (20) días.
Ø Para la inscripción de la población objetivo: treinta (30) días.
Ø Para el dictado de los cursos de capacitación: entre uno ( 1) y dos( 2) días.
Ø Para realizar el monitoreo del proyecto: cada tres meses después de finalizados los cursos, por un tiempo mínimo de dos años.
4. Consideraciones finales.
La implementación del Programa de Capacitación de Promotores en Seguridad Ciudadana marcará un hito en la transferencia a la comunidad de conciencia, información y técnicas de acción en materia de seguridad. En el sistema social cada uno de las personas se inserta de manera diferente, adhiere a distintas visiones, defiende intereses e intenciones diversas, posee distintas capacidades y valora las situaciones desde un punto de vista situacional específico. Los actores sociales son creativos y, por tanto, pueden ser asistidos por las políticas públicas que lo preparen para actuar ante situaciones de crisis. En todos los casos, el desarrollo del criterio de toma de las decisiones es el elemento decisivo que habrá de posibilitar la mejor acción posible ante una crisis actual o potencial.
Por último, entendemos que la Seguridad Ciudadana es un concepto que tiende a vertebrar la relación entre las Instituciones estatales y las personas en función del compromiso mutuo y la responsabilidad compartida. En éste aspecto, el soporte conceptual del Proyecto supera la visión tradicional que combina Estado paternalista y ciudadano pasivo. Por el contrario, la inspiración fundamental radica en la idea de la democracia participativa, y busca profundizar las relaciones de intercambio y aprendizaje recíproco entre la Sociedad civil y el Estado, para un provenir más seguro y una mejor calidad de vida.

Proyecto de Ley elaborado por Mejor Seguridad, declarando la emergencia en materia de seguridad

El proyecto transcripto a continuación fue presentado en la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados.
PROYECTO DE LEY
Artículo 1º- Declara la emergencia en materia de seguridad pública y penitenciaria, por el plazo de 24 (veinticuatro) meses, a contar desde la sanción de la presente ley, según lo dispuesto en el artículo 75 de la Constitución Nacional.
Artículo 2º- En ése marco, delega en el Poder Ejecutivo las facultades para proceder a:
Crear la Autoridad Nacional en Seguridad Pública que diseñará, implementará y controlará un Plan Integral de Seguridad Pública y Penitenciaria.
Definir metas específicas y concretas en el corto (3-6 meses), mediano
(9 a 15 meses) y largo plazo (16 a 24 meses), que reduzcan sensiblemente la violencia contra las personas y los bienes
Proceder a una urgente actualización estadística e informativa del mapa del delito y de la situación penitenciaria
Determinar estándares de calidad en materia de equipamiento policial, infraestructura carcelaria, celeridad en los plazos procesales y relación entre delito cometido, denunciado y esclarecido
Impulsar las reformas legales en materia penal a los efectos de agilizar los procedimientos y procesos, aumentar sustancialmente las penas para los delitos aberrantes e instaurar la función reeducativa y ejemplificadora del ordenamiento jurídico, actualmente sobrepasado
Establecer los mecanismos institucionales, de infraestructura y equipamiento para combatir el delito en todas sus formas.
Elaborar el Proyecto de Ley de creación de Juzgados específicamente dedicados al combate contra el narcotráfico.
Elaborar el Proyecto de Ley de creación de Juzgados específicamente dedicados al combate de la trata de blancas, el secuestro, la prostitución forzosa de personas y el tráfico ilegal de órganos
Aumentar sustancialmente la cantidad de programas y becas educativas orientadas hacia la educación primaria, secundaria y universitaria de los presos.
Crear y coordinar programas específicos de apoyo económico, vivienda, contención social y elevación educativa de las familias de los presos.
Construir un sistema de comunicación pública permanentemente actualizado que mediante página web informe a la ciudadanía sobre la cantidad de delitos denunciados, los operativos policiales realizados, las detenciones practicadas en las modalidades de sospecha de delitos contra las personas y los bienes.
Art. 3º- Invita a las provincias y ciudad autónoma de Buenos Aires a adherir a la presente ley.
Art. 4º- El Poder Ejecutivo Nacional difundirá la presente ley por los medios masivos de comunicación.
Art.5º- Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Fundamentos
La seguridad es la condición básica de la vida civilizada. No hay democracia si el soberano se encuentra asolado por la delincuencia.
Salvo los delincuentes y sus cómplices, nadie puede oponerse en su sano juicio a una política integral que enfrente eficazmente a la delincuencia y restituya la paz y la convivencia civilizada.
La verdadera democracia es aquélla en la que los ciudadanos ejercen plenamente el derecho a la vida y la libertad, que hoy se encuentra en retroceso, afectando el estrato más profundo de nuestra identidad cultural: el que está sellado en el Preámbulo, en las Declaraciones, Derechos y Garantías de nuestra Constitución Nacional.
La crisis de la “seguridad pública” aparece en los estudios de opinión como el problema principal de la sociedad argentina. Por otra parte, tanto las fuentes estadísticas confeccionadas por los organismos oficiales y las fuerzas de seguridad, confirman el incremento sostenido de la cantidad de hechos delictivos contra la vida y la propiedad de las personas.
El régimen federal de gobierno de la Republica Argentina debe servir como marco de elaboración, conducción, ejecución y control de una política integral de seguridad pública, que coadyuve a la preservación del orden de convivencia y devuelva la tranquilidad a la sociedad argentina. En éste sentido, la falta de acción de conjunto en los niveles federal y provinciales requiere ser transformada en un sistema progresivamente coordinado.
El proyecto de ley tiene, pues, como objetivo principal, el de instaurar una política eficaz de combate y prevención del delito, con mecanismos de control y estándares verificables, a los efectos de instaurar la tranquilidad pública, preservar la integridad física y el derecho a la propiedad de las personas.
Por otra parte, el Proyecto entiende que el cambio en la percepción pública de la inseguridad sólo se hará efectivo si se ponen en práctica una serie de medidas y decisiones desde el máximo nivel de responsabilidad política.
La creación de la Autoridad Nacional en Seguridad Pública dependiente de la Presidencia de la Nación asume las misiones que emanan de la situación de emergencia por el plazo de dos años, con las tareas asignadas en la presente Ley.
Como tal, debe ser visualizada por a la sociedad como la instancia pública personalizada en materia de comunicación, comunicación y control de la política de seguridad pública.
Asimismo, el fuerte énfasis en la recolección y difusión de los datos empíricos de la lucha cotidiana contra el delito procura generar una verdadera toma de conciencia en la sociedad argentina y, particularmente, en el sistema político, a los efectos de constituir una agenda pública basada en información fidedigna.
Todos los componentes de la presente se dirigen a actuar con celeridad, eficacia y transparencia, al efecto de generar una respuesta de apoyo de parte de la opinión pública y obtener una matriz de datos que permitan establecer las correcciones necesarias para la perfectibilidad de la política pública.
El éxito de una Política de Seguridad Ciudadana se apoya en gran medida en la construcción de mecanismos de igualación de oportunidades para todos los argentinos: la Paz y la Justicia Social siempre se dan la mano.
A los señores Diputados les pedimos que acompañen en a este proyecto, por el cambio profundo que anhelamos y por el que trabajamos sabiendo que este depende de un primer paso: hacerse cargo de la realidad, tomar plena conciencia que la inseguridad reinante se somatiza en el virtual colapso de la calidad institucional de la República y ésta situación retrovierte en la destrucción de las vidas humanas, en la tristeza colectiva y la decadencia nacional.

Programa de Capacitación de Promotores de Seguridad Ciudadana

Por Constanza GUGLIELMI
Provincia de Buenos Aires, SEPTIEMBRE de 2010
1) Concepto
El Programa de Promotores de Seguridad Ciudadana tiene como objetivo principal capacitar, informar y entrenar a integrantes de la comunidad en temas relacionados con la seguridad ciudadana, entendida como la situación de máximo resguardo y mínima vulnerabilidad de las personas y los bienes muebles e inmuebles, frente a todo tipo de amenazas. El Programa ofrece entrenamiento a los ciudadanos para abordar proactivamente diversas situaciones potenciales o puntuales que afecten la seguridad de la persona, la familia y la comunidad. Por sus características, el Programa está diseñado bajo la modalidad taller y está orientado a público adulto.
Además, está concebido para que los promotores repliquen a la comunidad el conocimiento adquirido mediante charlas, presentaciones, eventos y despliegue de conocimientos en situaciones usuales de la vida cotidiana. La meta permanente es la circulación de la información y el compartirla con más integrantes de la comunidad, a los efectos de generar un círculo virtuoso cada vez más amplio.
Una vez concluido, el participante obtiene un certificado que lo acredita como Promotor de Seguridad Ciudadana. Con esto, puede organizar grupos de personas, ya sea de su familia, sus vecinos, la escuela, el trabajo o su ámbito de vida, y seleccionar temas que estima deben ser abordados y desarrollados con la asistencia del Programa.
Nuestra intención es que las personas aumenten su conocimiento sobre valores, técnicas y métodos de comportamiento para promover el desarrollo de sociedades abiertas, tolerantes y seguras. Los ciudadanos así capacitados están facultados para replicar lo aprendido en sus comunidades, actuar con la máxima eficacia posible ante situaciones de crisis, operar como actores de prevención, mediar ante conflictos comunitarios, etc.
2) Objetivo
El Promotor de Seguridad Ciudadana conocerá los distintos aspectos que convergen en la cuestión, desde una perspectiva amplia, coherente y práctica. Todos los conocimientos adquiridos lo posicionarán para el manejo de situaciones de crisis. Sabrá qué hacer ante una emergencia; tendrá una comunicación eficaz con la policía, los bomberos, las emergencias médicas y la asistencia ante catástrofes (Defensa Civil / Guardia de Auxilio); detectará casos de abuso deshonesto, violencia contra la mujer, prevención del crimen, negociación y manejo de conflictos comunitarios; conocerá las herramientas para el tratamiento de adicciones y abuso de drogas y alcohol; distinguirá los distintos tipos de delitos contemplados en el marco jurídico; conocerá la normativa y los procedimientos en seguridad vial; sabrá ejercer el derecho de petición, etc.
Si bien el apoyo institucional es necesario, las redes sociales, y por ende el capital social, pueden jugar un papel fundamental como instrumento en el proceso de Seguridad Ciudadana. Por cierto, uno de los vectores centrales del Programa es la construcción de redes de promotores de Seguridad Ciudadana. En efecto, podemos entender a las redes sociales como el conjunto de relaciones interpersonales que se generan entre diversas personas, que pueden proporcionarse información y ayuda en diversos aspectos, enriqueciendo de esta manera la información y las relaciones
colectivas. Estas estrategias promueven la resolución comunitaria en un sinfín de situaciones problemáticas; y manejan información sobre ayudas institucionales o derechos, como también pueden servir de apoyo a la comunidad, asistencia en la búsqueda de soluciones, etc.
3) Implementación del Programa
Definimos las fases de programa de esta manera:
3.1 Identificación de la población objetivo del proyecto
Se determinarán las ciudades/localidades en las que habrá de desarrollarse el taller de capacitación y el total de personas adultas que habrá de participar en calidad de aspirante a Promotor de Seguridad Ciudadana.
3.2 Identificación del personal afectado
En función de las necesidades observadas de la población, se seleccionará el personal que prestará servicios en el proyecto, así como también se determinará si es necesaria la intervención de otros Organismos, ya sean públicos o privados, o la presencia de algún especialista en algún tema específico.
3.3 Recursos materiales
Se establecerán los recursos físicos, insumos, material didáctico, etc. Que habrán de utilizarse y brindarse a los cursantes en los distintos talleres.
3.4 Talleres
Los talleres pueden contar con un Coordinador civil y personal de las fuerzas de seguridad, encargado de impartir las charlas y brindar respuestas específicas a las comisiones de cursantes. Decidida la conformación del grupo de trabajo, se elaborarán talleres de capacitación, debate e intercambio de ideas, experiencias y roles con el objetivo de lograr las metas trazadas.
Es necesario, asimismo, que los cursantes cuenten con un equipo al que recurrir en caso de tener alguna inquietud específica o denuncia específica.
3.5 Monitoreo
Una vez lanzado el Proyecto, se harán encuestas periódicas con miembros del grupo, o con el/la interlocutor/a de la red de promotores de seguridad ciudadana que se construya, a fin de verificar los resultados. Todos aquellos aspectos que impliquen un cambio cultural real, como el acceso a una mayor seguridad o avances en la erradicación de la violencia de género, requerirán seguramente de un período de tiempo más prolongado.
3.6 Plazos de ejecución
Presentamos a continuación los tiempos estimados de implementación de las distintas fases del proyecto:
* Para distinguir a los actores implicados en el proyecto y la preparación de los contenidos, material didáctico, etc. de los talleres: veinte (20) días.
* Para la inscripción de la población objetivo: treinta (30) días.
* Para el dictado de los cursos de capacitación: entre uno (1) y dos (2) días.
* Para realizar el monitoreo del proyecto: cada tres meses después de finalizados los cursos, por un tiempo mínimo de dos años.
4) Consideraciones finales
La implementación del Programa de Capacitación de Promotores en Seguridad Ciudadana marcará un hito en la transferencia a la comunidad de conciencia, información y técnicas de acción en materia de seguridad. En el sistema social cada uno de las personas se inserta de manera diferente, adhiere a distintas visiones, defiende intereses e intenciones diversas, posee distintas capacidades y valora las situaciones desde un punto de vista situacional específico. Los actores sociales son creativos y, por tanto, pueden ser asistidos por las políticas públicas que lo preparen para actuar ante situaciones de crisis. En todos los casos, el desarrollo del criterio de toma de las decisiones es el elemento decisivo que habrá de posibilitar la mejor acción posible ante una crisis actual o potencial.
Por último, entendemos que la Seguridad Ciudadana es un concepto que tiende a vertebrar la relación entre las Instituciones estatales y las personas en función del compromiso mutuo y la responsabilidad compartida. En éste aspecto, el soporte conceptual del Proyecto supera la visión tradicional que combina Estado paternalista y ciudadano pasivo. Por el contrario, la inspiración fundamental radica en la idea de la democracia participativa, y busca profundizar las relaciones de intercambio y aprendizaje recíproco entre la Sociedad civil y el Estado, para un provenir más seguro y una mejor calidad de vida.